Estudiantes se despertó a tiempo para vencer a Botafogo

Tras un flojo primer tiempo y sufrir la expulsión de Alayes, ganó 2 a 0 en la apertura de los cuartos de final
LA PLATA.- Estudiantes le dio vida a su ilusión en la Copa Sudamericana, objetivo que quedó por encima de lo que aún pueda hacer en el Apertura. El 2 a 0 ante Botafogo, importante desde donde se lo mire, adquiere más valor porque representa una superación de todos los problemas por los que había pasado en los primeros 45 minutos, cuando se quedó con un jugador menos por la expulsión de Alayes. Luego, Estudiantes fue más agresivo y corrigió el rumbo. Ganó por una diferencia apetecible y no recibió goles. Un panorama alentador para afrontar el desquite, por los cuartos de final, en Río de Janeiro, el 5 de noviembre.

Fue tan intrincado y complejo el primer tiempo para Estudiantes que hasta su jugador emblema, Verón, casi propicia el gol de Botafogo con una mal pase hacia atrás, que derivó en la gambeta de Wellington Paulista a Andújar y una definición cruzada que milagrosamente se fue desviada. Esa jugada fue el cierre de una primera etapa que dejó muy preocupado a Estudiantes, que no sólo no encontraba la manera de vulnerar a los brasileños, sino que además se encontraba con un par de dificultades. Una fue la temprana expulsión de Alayes, a los 18 minutos, tras una foul sobre Wellington Paulista en la mitad de la cancha. El zaguero vio la segunda amonestación, en lo que pareció una sanción apresurada del árbitro Amarilla. De todas maneras, Alayes debió ser más precavido porque unos minutos había recibido la primera amonestación.

Si el desarrollo no se había planteado muy favorable para Estudiantes, con un jugador menos se le hizo más cuesta arriba. Angeleri pasó al centro de una defensa que quedó integrada por tres zagueros. Verón, dueño de los hilos de su equipo, vio sobrecargada su tarea porque encontró mayor auxilio en los volantes (Galván y Benítez no desnivelaban por los costados) ni en los delanteros (Fernández y Boselli jugaban mucho fuera del área y de espaldas al arco).

Estudiantes tenía más la pelota, pero Botafogo era más ordenado y rápido, sobre todo con sus volantes, que le daban veloz circulación a la pelota y muchas veces dejaban fuera de acción a Matías Sánchez, que iba de aquí para allá.

Las perspectivas no eran muy favorables para Estudiantes en el segundo tiempo. Sin embargo, en 20 minutos, con la mejoría de Verón y Benítez, resolvió todos los problemas que había tenido. Los relacionados con el resultado, la falta de llegada y el hombre de menos.

Calderón reemplazó a Gastón Fernández y empezaron a sucederse las buenas noticias para el equipo platense, si bien la variante no tuvo tanta incidencia sobre el desarrollo. El mayor responsable de que se produjera el primer gol fue el arquero del seleccionado uruguayo, Castillo, que calculó mal la salida en un córner y facilitó el toque de Boselli.

Estudiantes recibía un alivio que cuatro minutos más tarde se transformaría en un gran desahogo con el segundo tanto. Botafogo cometió la imprudencia de permitir que Verón avanzara libre, con la pelota dominada; un escenario ideal para que probara su estupendo remate de media distancia, con un derechazo que entró a media altura.

Botafogo se descontroló y enseguida se fue expulsado Tulio. Entonces sí, Estudiantes se sintió tranquilo y seguro. Había despertado a tiempo.

4 son los goles de Boselli en la Copa Sudamericana. Es uno de los máximos anotadores, junto con Carlos Alberto (Botafogo) y Lazaga (Olimpia).

LA BAJA

Alayes, otra vez expulsado en torneos continentales

Agustín Alayes, que anoche fue expulsado en Estudiantes, ya había visto la tarjeta roja dos veces en la Copa Libertadores, contra Lanús y Danubio.

EL MENSAJE

Un espaldarazo a Bilardo para suceder a Basile

En la tribuna popular de Estudiantes se desplegó una bandera en apoyo a un prócer del club: "Bilardo a la selección", era su mensaje.

EL INVICTO

Astrada, una serie positiva que ya suma seis partidos

Leonardo Astrada no conoce la derrota desde que llegó a Estudiantes: en el Apertura, tres éxitos; en la Sudamericana, dos triunfos y un empate.

Comentá la nota