Estudian dar un subsidio para trabajadores de GM

Si la firma ingresa en el Programa de Recuperación Productiva cada trabajador recibirá un subsidio de 800 pesos. La automotriz ya no habla de despidos sino de suspensiones.
Bernardo Sánchez García, el responsable de la comunicación de General Motors, dejó abierta ayer la posibilidad de que no haya despidos en la automotriz ubicada en Alvear, donde hace tres semanas la empresa envió 435 telegramas de despido. El viraje de la empresa norteamericana se debió a una decisión que surgió durante las últimas horas fuera de General Motors.

El gobierno nacional habría ofrecido a la firma ingresar en el Programa de Recuperación Productiva, que lo gestiona el Ministerio de Trabajo provincia, por el cual cada trabajador de la automotriz estadounidense cobrará un subsidio de 800 pesos que saldrá de las arcas del Estado.

Lo que se evalúa en el marco de la conciliación obligatoria que el Ministerio de Trabajo extendió ayer por cinco días más es que exista un compromiso de no despedir hasta el año próximo. El gremio exige que esta exigencia se aplique hasta diciembre de 2009 y la automotriz prefiere que el plazo sea hasta junio. “Ya no se habla de despidos y eso es muy alentador. Esperemos llegar a un acuerdo definitivo el próximo viernes”, afirmó hoy a la mañana Carlos Rodríguez, ministro de Trabajo.

Marcelo Barros, secretario general de Smata, dijo hoy a El Litoral que “las negociaciones empiezan a mejorar, pero la empresa tiene que garantizar que no va a despedir a nadie hasta dentro de un año”. “Esta firma recibe beneficios impositivos en la provincia y subsidios de la Nación. Tiene que cambiar de postura y garantizar una estabilidad para los trabajadores”, aseguró el sindicalista.

García afirmó ayer que “hace meses se iniciaron conversaciones con el sindicato de Smata. GM Argentina ha presentado diversas propuestas similares a las que Smata ya ha aceptado en otras terminales del país”. “Lo que proponemos en este momento es buscar cómo extender la continuidad laboral hasta junio, en espera de que mejoren las condiciones del mercado”, destacó el ejecutivo, quien señaló:

“Flexibilizar posiciones no es al todo o nada. El objetivo es llegar a una salida consensuada entre la empresa, el sindicato y el gobierno, porque no le conviene a nadie extender el conflicto”. El gerente insistió que “la propuesta de General Motors hoy apuesta a las suspensiones y no a los despidos”.

Programas

Rodríguez confirmó hoy que entre las posibilidades que se evalúan para destrabar el conflicto es que la firma ingrese en el Programa de Recuperación Productiva. El titular de la cartera insistió en la necesidad de “agotar todas las instancias antes de definir un despido. Tenemos herramientas como el procedimiento preventivo de crisis, la conciliación obligatoria y otras estrategias que deben ser utilizadas en una situación como ésta‘.

El ministro de Trabajo detalló uno de ellos, como el Programa de Recuperación Productiva del Ministerio de Trabajo de la Nación, a través del cual empresas en crisis consiguen un subsidio de parte del gobierno nacional para pagar los salarios de sus trabajadores. “Tenemos dos empresas santafesinas que están recibiendo hasta 800 pesos de la Ansas para el pago de sueldos. Para ello tienen que tener sus balances en regla, demostrar que son viables, tener el aval del gremio y comprometerse a no despedir empleados”, apuntó.

Comentá la nota