Estudian un pedido de la viuda de Viola

El fiscal federal Carlos Brito está estudiando y se espera que próximamente se expida sobre la presentación efectuada por María Cristina Picón, viuda del capitán Humberto Viola, en el afán de que el asesinato de su esposo, cometido en 1974, sea calificado crimen de lesa humanidad.
Una vez que el fiscal Brito manifieste su opinión (no vinculante) sobre la pretensión de la mujer, Daniel Bejas, a cargo del Juzgado Federal Nº 1, definirá qué curso procesal debe darse al planteo, concretado por los abogados Carlos Picón y por el santafesino Javier Vigo Leguizamón.

El militar perdió la vida junto con su hija, María Cristina Viola, el 1 de diciembre de 1974, cuando un vehículo de su propiedad (un Ami 8) fue ametrallado en pleno centro por un comando del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). En el automóvil estaba otra hija del capitán, María Fernanda, que entonces tenía sólo cinco años y que sobrevivió al atentado. Como consecuencia, cuatro personas fueron condenadas a reclusión perpetua, y se generó una polémica por la posterior libertad condicional concedida a Francisco Carrizo y a Fermín Núñez.

La viuda del capitán Viola tomó como antecedente la presentación que hace un año efectuó el propio Vigo Leguizamón en Santa Fe, para que fueran declarados crímenes de lesa humanidad (y, por ende, imprescriptible la persecución de sus autores) el secuestro, la tortura y la muerte del militar tucumano Argentino del Valle Larrabure. El militar había sido secuestrado por el ERP durante el copamiento de la Fábrica Militar de Villa María (Córdoba) y luego trasladado a una denominada “cárcel del pueblo” de Rosario.

A partir del pedido del abogado, el fiscal federal general de Rosario, Claudio Palacín, requirió aquella calificación para los hechos.

Comentá la nota