Estudian modificar las categorías de las habilitaciones comerciales nocturnas

En pleno debate provincial y regional sobre topes a los horarios de cierre de los boliches, límites para el expendio de bebidas alcohólicas y controles de alcoholemia en la entrada de los locales, en La Plata se discute una nueva ordenanza con la que se intenta regular la actividad.
Después de ocho meses de iniciada una mesa de diálogo entre los bolicheros y representantes de la Municipalidad el resultado es un anteproyecto de ordenanza que fue presentado por la concejala del bloque oficialista Teresa Razzari -Frente Renovador Platense- y que ahora el departamento Ejecutivo comunal estudia en sus aspectos técnicos.

Uno de los cambios que se están planteando se relaciona con la categoría de la habilitación comercial. La mayoría de los bares no cuenta con el permiso para explotar el rubro "manifestación artística" y ninguno en todo el casco urbano está autorizado para el baile. Sin embargo, en muchos de los locales con el fuerte del público a la noche se canta, se hace karaoke, y se ofrece el "dancing".

"Es un fenómeno social que no se puede frenar cerrando los bares -dijo uno de los integrantes de la Cámara-. Por eso es necesaria una ordenanza que se adapte a los hábitos actuales. La anterior se quedó en el tiempo porque ahora en los bares se baila y las disco quedaron relegadas. Hoy, después de Cromañón, los bares están preparados para reunir a más público, con todas las medidas de seguridad. Es cierto que hay lugares donde no se cumplen los requisitos, pero por eso nosotros nos nucleamos en esta entidad, porque nos queremos diferenciar".

Razzari también cree que hay una realidad que supera el dictado de las leyes. "Hoy, por las normativas, en casi ningún lugar se puede tocar música ni bailar. Y si un inspector ve a alguien moverse adentro de un bar, lo puede clausurar. Por eso hay que normalizar la actividad, regularla para que esté acorde con los usos y costumbres pero con el compromiso del sector de hacer inversiones en seguridad y mejoras acústicas. Hay lugares donde se reciben muchas quejas de vecinos por los ruidos molestos", señaló la edil.

Comentá la nota