Estudian la implementación de un plan de arbolado en El Grosellar

El Ejecutivo dio respuesta favorable a la viabilidad de una propuesta elevada por la sociedad de Fomento a la Comisión de Medio Ambiente del HCD. Ahora analizan alternativas de financiamiento.

Una propuesta de extracción de ejemplares secos, su reemplazo por otros y el mantenimiento del capital natural de la reserva forestal Montemar- El Grosellar, está siendo analizada en la Comisión de Medio Ambiente del Concejo Deliberante.

La iniciativa, elevada por la comisión directiva de la sociedad de fomento de ese barrio, tras haber realizado un completo relevamiento de la situación forestal de esa zona, incluye la sugerencia de los lugares más críticos -y por ende los que tendrían prioridad a la hora de poner en marcha el plan- como también de las especies más convenientes para reemplazar los ejemplares que hay que retirar por constituir un peligro, tanto para las personas como para los bienes materiales de los vecinos. El trabajo se realizó con profesionales del ámbito privado y de la Municipalidad.

La comisión de medio ambiente elevó la propuesta al Departamento de Arbolado Urbano de la comuna, para que sus responsables evalúen la viabilidad de implementación, obteniendo recientemente una respuesta positiva. Por ello ahora, el desafío de la comisión está en proponer las alternativas de ejecución de los trabajos, sobre todo en lo que tiene que ver con el aspecto presupuestario.

"El proyecto de la sociedad de fomento es muy bueno, han trabajado a pulmón y con mucha conciencia, realizando un relevamiento árbol por árbol" comentó la concejal Verónica Hourquebié, integrante de la comisión de Medio Ambiente del HCD, que preside su compañero de bancada, Maximiliano Abad.

La edil apuntó que se trata de un proyecto integral que no contempla solamente la extracción de ejemplares viejos, secos o en estado de putrefacción que corren peligro de caerse luego de las lluvias o como consecuencia de vientos intensos, sino también su reemplazo y posterior mantenimiento de todos los ejemplares.

"La idea es hacer el proyecto de ordenanza y plan para llevarlo a cabo" aseguró Hourquebié, agregando que la intención es que "sea extensivo a otras zonas de la ciudad que tienen la misma problemática".

La cuestión presupuestaria que tiene que analizar el HCD no es un dato menor, teniendo en cuenta que el área de arbolado urbano "no tiene elevadores ni recursos para encarar ya un plan así" reconoció la concejal quién consideró importante "potenciar, reforzar ese área vinculado con el medio ambiente al que no se le da prioridad pero es importante".

En tanto sobre el mantenimiento valoró "la disposición de la Sociedad de Fomento de hacerlo".

Vale recordar que la entidad vecinal de esa zona, presidida por Ana Lía Moyano, está trabajando desde hace tiempo en la gestión de la recuperación de su recurso forestal. A mediados del año pasado, este medio registraba el alerta de los vecinos de la zona, que señalaba que 132 ejemplares distribuidos en 3 cuadras debían ser extraídos y reemplazados. La crítica situación también fue planteada en la banca 25, por el vecino Adalberto Ruszkowski.

El informe elevado por la Sociedad de Fomento, firmado por el ingeniero Agrónomo Jorge Fiorentino, también vecino de la zona, expresa que "resulta evidente que la vegetación original fue cumpliendo su ciclo de vida en algunos casos y, por un fulminante deterioro en otros, ha sido raleada y reemplazada, no siempre con especies apropiadas y, además, sin respetar un elemental criterio de uniformidad u homogeneidad, que siempre debería primar". Para el especialista es "fundamental" la redefinición de las especies a utilizarse, como primer paso de la elaboración del plan director.

Tras una evaluación de características y comportamiento de las especies preexistentes, sugirió mantener algunas y realizar un "paulatino reemplazo de otras".

En ese contexto manifestó la necesidad de "preservar cierto porcentaje de especies de follaje perenne en virtud de la solicitud de conservar la característica paisajística y el espíritu del barrio-reserva -que originalmente presentaba espacios de esta característica, hoy diezmadas por su retiro y declinación- y, además, para ofrecer un refugio más persistente a la avifauna local".

Un análisis pormenorizado

Las propuestas elevadas por la Sociedad de Fomento y elaboradas por el especialista Jorge Fiorentino, se basan en un análisis pormenorizado de la situación de cada especie arbórea plantada en la zona y la situación de cada ejemplar.

En ese contexto, el trabajo del ingeniero agrónomo señala, por ejemplo el estado de los olmos (ulmus procera) que "casi en su totalidad se encuentran muertos o en avanzado estado de decrepitud, sin posibilidad tratamientos que permitan su recuperación" por lo que, según su opinión "debería procederse a su inmediata remoción".

Este trabajo surgió del relevamiento de tres cuadras en sus dos sentidos de la calle Macedonio Fernández, en la que observó 132 olmos secos y 82 más 3 ejemplares de otras especies que calificó en lo que expresó como "en observación".

La fundamentación del especialista al solicitar la remoción de estos ejemplares secos se basa en la necesidad de "garantizar la seguridad pública, dado que -los ejemplares- pueden precipitarse o desprender parte de su cuerpo como parte del natural profeso de decaimiento y con consiguiente peligro y/o riesgo para los vecinos" y de "generar disponibilidad de nuevos sitios de plantación que posibiliten incorporar los nuevos árboles".

También señaló en el trabajo que de las especies perennes plantadas en la zona "ya se ha perdido una importante cantidad" mientras que las existentes "están próximas a entrar en etapa de senectud" por lo que "deberá preverse su reemplazo a mediano término, evaluando siempre las condiciones de seguridad que deben mantener durante su subsistencia".

Asimismo observó la existencia de especies latifoliadas, casi en su totalidad acacias blancas, sóforas y áceres, "próximas a entrar en crisis" por lo tanto también "susceptibles a un futuro reemplazo".

En ese contexto apuntó que "las reposiciones se han realizado sin respetar la plantación original, ocasionando la pérdida de la homogeneidad -deseada- e incluso, empleando especies inapropiadas o de una escala inferior a la necesaria por las características propias del sitio o el empleo de numerosas y variadas especies, distorsionando el sentido lineal que debe contemplarse". Además de la casi absoluta ausencia de podas y limpiezas.

Propuesta

Las acciones que sugiere la propuesta de la entidad fomentista son:

* Eliminar a nivel de cepa la totalidad de los árboles secos o, en su defecto, efectuar su descope para posibilitar su posterior remoción en otra oportunidad, liberando espacios intercalares para la implantación de vegetación de reemplazo específica.

* Efectuar "poda verde" de limpieza a la totalidad de los árboles públicos del barrio, a realizarse durante el período estival a los efectos de detectar con mayor precisión las ramas secas o en mala situación.

* Encarar la reforestación de los sectores carentes de árboles o despejados -por el retiro de los árboles secos- con las especies que se determinen para casa calle o sector. En ese contexto, de las especies ya existentes en el barrio, recomendó continuar con la plantación en el arbolado de alineación de Almez (Celtis australis), por lo que observó la especie más exitosa del barrio, continuándola por la calle Zacagnini e incorporándola a la calle Daireaux. Arce Sicomoro (Acer pseudoplatanus) en la calle Marie Curie. Plátano (Platanus acerifolia) sobre las calles Dávalos y Pedroni que si bien no tienen una presencia importante por sus virtudes y comportamiento se hacen súmamente aptos.

Fresno Americano (Fraxinus pennsylvanica) en la calle Homero Manzi, que ameritan su extensión como especie unificadora y reemplazante de las sóforas existentes.

Tilo (tilia moltkei) usada como elemento unificador de la Calle Pablo Neruda, que presenta todas las características y comportamiento adecuado para mantenerla en esa arteria y también en la Roberto Arlt.

Asimismo sugiere especies que hasta ahora no han sido plantadas en esa zona de la ciudad para considerar su introducción como:

* Liquidambar (liquidambar styraciflua) para el reemplazo de la alineación de olmos en el hemiciclo constituido por Macedonio Fernández y en la calle Joaquín B. González entre Estrada y Zacagnini, para completar la alineación iniciada por los vecinos.

* Arce dorado (Acer saccarium) para "ir reemplazando las sóforas de la calle Marie Curie entre Joaquín B. González y Miguel Unamuno.

* Roble sedoso (Grevillea Robusta), perenne, para incorporar al patrimonio del barrio, para la calle Joaquín B. González entre la rotonda del Ombú y la avenida de circunvalación, como reemplazo de los cipreces lambertiana.

* Casuarina (casuarina cunninghamiana). "Su aspecto y porte hacen de esta especie un adecuado reemplazo de los pinos originales de la calle Leopoldo Marechal, con la ventaja de ser más seguros".

Comentá la nota