Estudian fijar horarios de cierre para locales nocturnos

La idea es implementar un plan piloto con horarios diferenciales de fin de semana y también se busca garantizar el servicio de transporte público durante los horarios de transición, así como operativos especiales de la Policía.

Preocupados por lo que denominaron un "agravamiento del problema de la nocturnidad" en Mar del Plata, funcionarios municipales e integrantes del Concejo Deliberante comenzaron a estudiar la posibilidad de fijar horarios de cierre para los bares y confiterías bailables de la ciudad.

El tema se abordó esta semana durante una reunión conjunta de las comisiones de Turismo, Obras, Seguridad y Planeamiento y Calidad de Vida del Concejo de la que también participaron el subsecretario de Control de la comuna, José María Lopetegui, y el titular de Nocturnidad, Fabián Pulti.

Durante el encuentro se reflotaron dos proyectos que habían comenzado a analizarse en 2006, pero que habían pasado a archivo por falta de acuerdo político. A través de dichas iniciativas se fijaba en las 4 de la madrugada el horario de cierre de los locales gastronómicos y las 7 el de las confiterías bailables y similares.

La elaboración de un nuevo borrador que actualice aquellas propuestas e incorpore nuevos aspectos, como la coordinación con colectivos, taxis y remises para garantizar el traslado del público en los horarios de transición y la realización de operativos especiales de seguridad, fue delegada en la titular de la comisión de Turismo, la radical Cristina Coria.

En diálogo con LA CAPITAL, la edil consideró necesario "comenzar a ordenar la nocturnidad en Mar del Plata" y advirtió que desde que comenzó a tratarse el proyecto, en septiembre de 2006, el problema "no sólo no se solucionó sino que se agravó".

Coria recordó que el proyecto original fue elevado en septiembre de 2006 por el ex intendente Daniel Katz y que luego su bloque (por entonces El Frente UCR) intentó mejorarlo con una nueva iniciativa ingresada en noviembre de ese año.

"En aquel momento hubo varias reuniones y mucho debate -recordó-. Incluso se hicieron varias jornadas de trabajo muy intensas. Pero después el Ejecutivo se comprometió a enviar un proyecto mejorado y dijo que, mientras tanto, había alcanzado un acuerdo con las cámaras del sector para que no se excedieran de determinado horario. Como suele suceder, ese pacto se cumplió al principio, pero después se desvirtuó. Y el proyecto mejorado del Ejecutivo nunca llegó".

Tras recordar que la actual gestión, encabezada por Gustavo Pulti, "también intentó llegar a un acuerdo con los empresarios", Coria relató que durante la reunión tanto Lopetegui como Pulti se mostraron de acuerdo con la posibilidad de establecer horarios por ordenanza. "Dijeron que los ayudaría en su labor" acotó y añadió que "también el bloque de Acción Marplatense mostró muy buena predisposición".

Más allá de este trabajo conjunto, Coria no se privó de criticar al Ejecutivo al afirmar que "hasta ahora todos sus planteos con respecto a este tema estuvieron relacionados con el traslado de algunos bares de Alem a la Escollera Norte, cuando esa iniciativa, en caso de concretarse, no solucionaría todo el problema sino una parte".

"Recordemos que la problemática de la nocturnidad no sólo afecta a Alem sino a otros puntos de la ciudad, como Yrigoyen, el centro y distintas zonas costeras" añadió.

Plan piloto

Sobre los lineamientos básicos de la propuesta que elevará a sus pares y al Ejecutivo, Coria adelantó que podría establecerse un horario de cierre de domingo a jueves y otro especial para los fines de semana.

También explicó que se buscará "coordinar con los servicios de transporte, colectivos, taxis y remises, para que la gente tenga en qué trasladarse" y que "la Policía colabore con operativos especiales de seguridad".

"La idea es ordenar la transición entre lo nocturno y lo diurno" añadió Coria quien consideró que "podría implementarse un plan piloto y analizar sobre la marcha cómo puede perfeccionarse".

Por último, Coria consideró que en los próximos días podría tener listo un primer borrador, que será distribuido entre los distintos bloques para su análisis interno. "A medida que avancemos en el debate seguramente convocaremos a las otras partes involucradas, como los empresarios y los vecinos, para que den su opinión" concluyó.

La "previa" en las rotondas

Una nueva tendencia ligada con la nocturnidad estaría afianzándose en la sociedad marplatense, lo que motivó la preocupación de las autoridades.

Se trata, según la presidenta de la comisión de Turismo del Concejo Deliberante, Cristina Coria, de la costumbre que estarían incorporando los jóvenes de la ciudad de reunirse en determinados espacios públicos antes del horario de ingreso a las discotecas bailables.

"Se juntan en rotondas como la del Golf, ponen los autos 'tuneados' con la música al máximo y toman alcohol" describió la concejal, quien consideró que "se trata de un problema social grave, porque no hay a quién hacer responsable".

Vecinos escépticos

El dirigente de la asociación vecinal "Leandro Alem" de Playa Grande, Guillermo Barañano, se mostró escéptico en cuanto a los beneficios que traería aparejada la fijación de un horario de cierre para los locales nocturnos.

"Eso no nos soluciona nada" afirmó directamente Barañano, quien recordó que "el planteo histórico de nuestra asociación es que los bares funcionan como discotecas bailables y eso es lo que tienen que controlar, no el horario de cierre".

Comentá la nota