Estudian declarar la emergencia por falta de agua

Los ríos y los pozos están un 50% por debajo de su nivel normal, y en los diques Escaba y Los Pizarro se produjo un descenso de la cota. Por medio de un decreto, el gobernador podría dictar la medida en los próximos días. Se dará prioridad al consumo humano.
Incendios, daños en los cultivos y problemas en la provisión de agua potable en sectores de la provincia son el saldo que deja la intensa sequía a su paso. La última lluvia torrencial cayó en abril y, desde entonces, ninguna precipitación superó los 20 milímetros. El nivel de los ríos y la producción de los pozos está un 50 % por debajo de lo normal y los diques Escaba y Los Pizarro tienen menos líquido que lo habitual (El Cadillal está en su cota histórica de los últimos 15 años). Esta situación empujó al Gobierno a estudiar la posibilidad de declarar la emergencia por escasez del recurso agua. Esta medida, prevista por la ley 7.139, permite alterar los usos del agua y darle prioridad al consumo humano.

Ayer, a las 18, el ministro de Desarrollo Productivo de la provincia, Jorge Gassenbauer, se reunió con el secretario de Medio Ambiente, Alfredo Montalván, para estudiar la medida. "Nos estamos adelantando para tener una herramienta que, en el caso de que no llueva, nos permita darle prioridades al uso del agua. Por las condiciones actuales que tenemos, queremos contar con este instrumento", explicó Gassenbauer.

El funcionario explicó que, en principio, se esperará algunos días antes que de el gobernador, José Alperovich, firme el decreto para ver si comienzan las lluvias habituales para esta época del año. "No es que hoy estemos ante un peligro inminente, pero los ríos y los pozos están un 50 % abajo (sic) y dos diques del sur (Los Pizarro y Escaba) también están bajos. De más está decir que, en estos días, la población debe usar el agua lo justo y necesario. No está faltando el recurso, pero hay que darle un uso racional", afirmó el ministro.

Dijo que esta situación afecta a toda la provincia. Como ejemplo, puso las obras que se hicieron en Tafí Viejo para solucionar el problema de falta de agua. "Los pozos no tienen producción por la sequía. En la medida que llueva, se van a recuperar", afirmó.

Por su parte, Montalván explicó que, en caso de ser dictada, esta emergencia no afectaría a toda la provincia, sino algunos sectores específicos, como Trancas, Los Pizarro y La Cocha. "Esta herramienta permitirá direccionar el agua hacia el sector que más lo necesita en determinado momento", aclaró.

Más incendios

Alimentados por la intensa sequía, ayer se produjeron nuevos incendios en el cerro San Javier. El jefe de los bomberos voluntarios de Yerba Buena, Pedro Rodríguez Salazar, informó que se registraron dos focos alrededor de las 16. Uno estaba ubicado en el sector del Primer Mirador y el otro en la zona de la Primera Confitería. En ambos casos, el fuego fue sofocado rápidamente.

El calor y la falta de lluvias podría durar hasta, por lo menos el domingo. Durante la jornada de ayer se registró una temperatura máxima de 35,5 grados. Está previsto que hoy el termómetro marque 39 grados y que, en el norte de la provincia, llegue a los 40.

Según informó el Laboratorio Climatológico Sudamericano, que dirige Juan Minetti, la temperatura seguirá aumentando hasta el sábado. Recién está previsto que llueva el domingo por la noche o en la mañana de lunes.

Comentá la nota