Estudian cuatro posibles muertes por la gripe A en Tucumán

Se trata de dos niños y dos adultos que fallecieron en los últimos días con síntomas de influenza, aunque aún se espera una confirmación del Instituto Malbrán.
La epidemia de gripe A avanza en Tucumán, con un permanente incremento en el número de contagios y cuatro posibles víctimas fatales, dos niños y dos adultos, que presentaban síntomas de la enfermedad.

Esta última información fue confirmada anoche a EL SIGLO por el titular de Epidemiología del SIPROSA, Rogelio Cali, quien aclaró que "todavía se está a la espera de que el Instituto Malbrán envíe los resultados de los análisis efectuados a esos cuatro pacientes, que fallecieron en las últimas dos semanas, para confirmar si se trató o no de la gripe A".

Además, el funcionario informó que "hay aproximadamente 60 pacientes internados en distintos hospitales y sanatorios privados de la provincia con síntomas de influenza A, de los cuales 12 están en estado crítico y son asistidos con respiradores artificiales".

Confirmados y en estudio

El funcionario aclaró que por ahora son 32 los contagios del virus H1N1 (cuatro más que los 28 que había notificado el viernes el ministro Pablo Yedlin) que fueron confirmados por el Malbrán, mientras que hay otros 70 casos sospechosos que están siendo analizados en ese laboratorio de la Capital Federal.

Además, Cali explicó que "la Unidad Centinela de Virus Respiratorios, en la que trabajan coordinadamente el Ministerio de Salud y la Universidad Nacional de Tucumán, confirmó que hay aproximadamente otros 80 casos de influenza, aunque sin precisar el tipo de virus".

El experto en epidemiología aclaró que "todas estas cifras son muy figurativas, porque no se están tomando muestras a todos los pacientes que presentan síntomas del virus para enviarlos a laboratorio, sino a los que se consideran como factores de mayor riesgo, por lo que el número de contagios podría ser mucho mayor".

"Subestiman a la gripe A"

El profesional consideró que "debido al importante avance del virus, que está por todos lados, hay que extremar mucho más las medidas de prevención por parte de la población Se está subestimando a esta enfermedad y la gente sigue su ritmo de vida casi de forma habitual, sobre todo los jóvenes que siguen saliendo a los boliches, cines y shoppings, aun siendo el grupo erario de mayor riesgo", advirtió. Sobre el mismo tema, insistió en la necesidad de "poner en práctica un distanciamiento social, evitando aglomeraciones en espacios cerrados, porque allí se potencian las posibilidades de contagio, y realizando un aislamiento voluntario de parte de las personas que presenten cuadros gripales".

Cali sostuvo que "en Tucumán todavía no llegamos a un pico de la epidemia, que es lo que estamos esperando, porque hay un constante aumento respecto a las consultas y a la aparición de posibles contagios. La difusión del virus de la influenza es amplia en la provincia, está por todas partes y la gente debe tomar las medidas de precaución necesarias", insistió.

94 muertos en el país

En tanto, el Ministerio de Salud de la Nación informó ayer que las víctimas fatales por la gripe A en el país son 94, 12 más que las notificadas el 9 de Julio, con el anterior parte oficial; mientras que elevó el número de casos confirmados a 2.928, contra los 2.677 informados 48 horas antes (ver detalles en infografía).

Es oportuno aclarar que el número de casos fatales sería superior al confirmado oficialmente, teniendo en cuenta que la Nación no tomó en cuenta, en el parte de ayer, los tres fallecimientos por influenza A confirmados en las últimas dos semanas por las autoridades sanitarias de Córdoba. Tampoco se informó oficialmente sobre las muertes notificadas por los ministerios de Salud de Santa Cruz, Formosa y Neuquén (un caso fatal en cada caso). Además, las autoridades de Buenos Aires admitieron que hay otras 99 muertes en estudio (24 en Capital Federal y 75 en la Provincia), que se habrían producido en las últimas semanas como consecuencia del virus.

Aníbal Fernández y Juan Manzur se reunieron para analizar la situación

El jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, se reunió ayer con el ministro de Salud, Juan Manzur, para analizar en profundidad el cuadro de situación nacional en torno a la epidemia de gripe A.

Al finalizar la reunión, Fernández señaló que "lo primero que me interesaba era tomar contacto con el ministro Manzur, y como yo estaba en mi despacho y él en el suyo, agarré el auto y me vine a verlo".

Consultado sobre lo conversado en el encuentro, el Jefe de Gabinete indicó que se analizó el avance de la epidemia "hacia el interior del país y la necesidad de estar preparado para todas las acciones que nosotros entendemos tienen que ser la medidas preventivas del caso. Hemos conciliado todas las posiciones, así que me voy muy contento".

Por su parte, el titular de la cartera sanitaria nacional remarcó la necesidad de que "la sociedad no debe relajarse en materia de prevención, porque al tratarse de un virus nuevo, en el mundo entero aun no se conoce cómo puede evolucionar su comportamiento".

Luego de admitir que en el área metropolitana "descienden las consultas y hay mayor disponibilidad de camas críticas", Manzur destacó que "el sector salud debe seguir en guardia para enfrentar cualquier escenario cambiante a partir de la falta de información científica que nos permita anticipar el desarrollo del virus de influenza A H1N1".

Comentá la nota