Estudian cómo resarcir a clientes de la EPE afectados por los cortes

El propio gobernador admitió que "de alguna forma" tratarán de ayudar a los usuarios afectados. Defienden las inversiones realizadas en estos dos años. Presentarán en el Congreso un proyecto para que se establezca una tarifa única en el país.
Tras los sucesivos pedidos desde diferentes sectores para que sean resarcidos aquellos clientes de la EPE que han sufrido cortes sucesivos y prolongados en el servicio, el gobernador Hermes Binner admitió ayer que "está en estudio" esa posibilidad. "De alguna forma vamos a tratar de ayudar a la población que se ha visto perjudicada", dijo el mandatario en San Genaro donde asistió a la Fiesta del Trigo.

De todas maneras, advirtió que en materia de consumo energético, "si comparamos enero del año pasado con el mismo mes de 2010, hay un incremento del 37%. Además, hay toda una infraestructura eléctrica muy deteriorara de más de 40 años que tendría que ser cambiada. Esto requiere muchísima inversión que hay que hacerla en etapas", expresó.

Binner sostuvo que "no hay solución (para los cortes) en el corto plazo porque hay un gran aumento del consumo". Asimismo, destacó el nivel de inversiones que se proyectó para la actual gestión.

"Nos propusimos hacer una inversión de 1.000 millones de pesos en los cuatro años, de los cuales hemos podido invertir unos 400 millones. Hay un plan estratégico vinculado al crecimiento de la empresa, no obstante, todo se hace con un proyecto, con dinero y con tiempo", aseveró.

Inversiones

Por su parte, el senador provincial Juan Carlos Zabalza (PS), defendió la política de la actual administración, y aseguró que "si no fuera por los 400 millones de pesos que se invirtieron en los últimos dos años en la EPE, la situación hoy sería peor".

Como prueba de ello, el legislador mencionó las tres estaciones transformadoras que se inauguraron en la ciudad de Rosario y que "verdaderamente permiten dar una mejor respuesta. Además, se ha mejorado el funcionamiento de la empresa: de nueve cuadrillas que había en Rosario, ahora hay 26 para el trabajo de calle", apuntó.

Sin embargo, Zabalza explicó que particularmente Rosario "tiene un cableado subterráneo complejo y obsoleto, que dificulta muchísimo la reparación en tiempo y forma de las fallas. Además, en los últimos días se ha producido una combinación letal: altas temperaturas continuadas con elevado consumo, que ha llevado al país a una situación de déficit de la prestación energética. Dentro de ese país estamos nosotros también".

El senador lamentó la situación que atraviesan quienes sufren algunos cortes en el suministro eléctrico, pero "la historia reciente marca que la EPE fue una empresa con desinversión, falta de equipamiento y con una tarifa no actualizada, como producto de políticas que en algún momento tuvieron como objetivo la privatización".

Tarifa común

En tanto, la diputada nacional Alicia Ciciliani (PS) adelantó que desde el Congreso de la Nación impulsarán un proyecto de ley para que se establezca una tarifa única de energía en todo el país, a fin de "terminar con las injusticias entre la capital y el interior".

La legisladora aludió así a las diferencias que existen entre Capital Federal y el resto de las provincias. "Los santafesinos, al igual que los demás compatriotas del interior, estamos abonando una tarifa más alta porque no es lo mismo brindar energía en Capital Federal, que tiene una alta concentración de usuarios, que brindarla en los pueblos del interior cuyo costo de distribución es mucho más alto. Además, no recibimos subsidios como sí gozan las compañías privatizadas que prestan el servicio en la ciudad de Buenos Aires", planteó.

Ciciliani recordó que la energía es hoy "un derecho humano básico para la vida cotidiana de las personas y para el desarrollo económico de la sociedad", y coincidió con Zabalza al asegurar que el gobierno actual "está trabajando intensamente en la readecuación y modernización del sistema eléctrico", con un plan de acción tendiente a renovar el cableado, que tiene más de cuatro décadas de antigüedad.

"En 2007 y junto a los trabajadores de la empresa, iniciamos la tarea de revertir un proceso de desinversión de casi dos décadas de la EPE, y así fue como elaboramos un plan de acción acorde a las posibilidades y los recursos", sentenció. Ciciliani dijo que "se seguirá con perseverancia hasta lograr los objetivos de tener no sólo estaciones transformadoras acordes a las necesidades de hoy, sino para conseguir el cambio del cableado que tiene más de 40 años, y que no se adecua a los estándares de consumo actuales", concluyó.

Comentá la nota