Estudian alternativas para mejorar el tránsito en sectores conflictivos

La habilitación de la nueva terminal de ómnibus, hace poco menos de un mes, alivió algunos sectores de la ciudad pero comprometió a otros. Admiten que hay tramos de la Avda. Jara, de su continuidad Carlos Tejedor y de Libertad que deberían ensancharse.
Durante la alta temporada, Mar del Plata, ciudad en la que el parque automotor perteneciente a su población estable creció notoriamente en los últimos tiempos, la llegada de miles de turistas multiplica las dificultades de tránsito que se registran todo el año. A ello hay que sumar el hecho de que, hace poco menos de un mes, el traslado de la Terminal de Omnibus a un nuevo emplazamiento, modificó el recorrido de los micros de larga distancia, lo cual, si bien descomprimió el movimiento vehicular en algunos sectores, generó inconvenientes en otras zonas que antes eran más tranquilas.

Aunque en su momento las calles para el ingreso y egreso de los micros se determinó con precisión, hay denuncias hechas por vecinos que dan cuenta de que algunas unidades transitan por tramos de varias arterias que no fueron contemplados para ese tipo de desplazamientos.

La avenida Jara, que desde la calle Río Negro -hacia el norte- cambia su nombre por el de Carlos Tejedor, a partir de su intersección con Libertad presenta en su sector central un ancho cantero con frondosas palmeras; son árboles que, si bien la embellecen y le confieren un aspecto muy particular, reducen significativamente la disponibilidad de la cinta asfáltica y, por ende, las posibilidades de una circulación más fluida, algo contra lo que también atenta el estacionamiento vehicular junto a las aceras.

En el ámbito del Enosur, el director ejecutivo de Servicios Públicos, José Luis Ovcak, admitió que efectivamente se trata de una arteria sumamente transitada y que tiene una gran incidencia en el desplazamiento vehicular ya que, sin pasar por el centro de la ciudad, atravesando un sector muy comercial, permite unir la ruta 11, que comunica a Mar del Plata con Santa Clara del Mar, con la 88 y con la 226 que conducen a Necochea y Balcarce, respectivamente.

Precisiones

Durante el diálogo que mantuvo con LA CAPITAL, el funcionario recordó que recientemente se hizo un estudio que permitió evaluar las posibilidades de esa avenida en cuanto al ingreso a la ciudad de los micros de larga distancia algo que se desaconsejó en virtud de que su ancho -siete metros-, se limita a un solo carril cuando hay vehículos estacionados.

Tras explicar que "la única posibilidad sería ensanchar la cinta asfáltica", sostuvo que "hay un proyecto que propone reducir los canteros, lo cual permitiría agregar al menos un carril más a la traza existente".

Acerca de esa iniciativa aclaró que "el inconveniente está dado en el follaje que alcanzaron las palmeras. Teniendo en cuenta su desarrollo, existe el riesgo de que invadan la calzada, con el riesgo que ello implicaría", advirtió. Aún así, vaticinó que "no se puede descartar que en el futuro se decida hacer alguna intervención que permita mejorar las posibilidades de circulación vehicular".

Con relación al estacionamiento admitió que "al menos por ahora, no está previsto eliminarlo".

Posteriormente anticipó que "en el tramo comprendido entre Ituzaingó y Florisbelo Acosta está previsto instalar dos semáforos -en las intersecciones con Beruti y Stróbel- para mejorar la seguridad de los automovilistas que, procedentes de la costa, ingresan a la ciudad por ambas arterias".

En cuanto a la Avda. Libertad, el director ejecutivo del Enosur sostuvo que "si bien no hay cantero, tiene un ancho similar a Jara-Tejedor; el tránsito se viene incrementando, y estamos seguros de que se va a acentuar aún más en la medida en que se consoliden barrios que están ubicados al oeste de la ciudad", expresó.

Acerca del proyecto de ensanche orientado a facilitar el desplazamiento de los micros de larga distancia que acceden a la nueva terminal procedentes de la Autovía 2 -algo a lo que los vecinos se oponen en virtud de que no quieren perder una hilera de árboles añosos- sostuvo que "es una de las alternativas que están siendo evaluadas y acerca de la cual recientemente se hizo una audiencia pública en el Concejo Deliberante".

Semáforos con novedades

Al referirse a la licitación orientada a incorporar nuevas señales lumínicas y a adecuar otras ya existentes, Ovcak destacó que tenemos prevista la incorporación de lectores de densidad de flujo; son una veintena de puestos de medición permanente -todo el año- de la intensidad del tránsito vehicular, algunos de los cuales estarán en las avenidas Jara y Tejedor; son elementos que ya se están instalando y que nos van a permitir definir programas y planificar mejor las obras a futuro", comentó.

Dijo luego que "sobre un total de 100 nuevos semáforos, en diferentes sectores, recientemente se habilitaron 60; seguimos trabajando pero hay zonas en las que, teniendo en cuenta la época del año que estamos viviendo, no se pueden realizar este tipo de obras, a las cuales pensamos reiniciar en marzo venidero", anticipó.

Posteriormente sostuvo que "la licitación que se hizo no contempla sólo la instalación de semáforos sino también dotar al equipamiento con una tecnología que, a través del sistema computarizado, nos permita integrar distintos programas; es un sistema que posibilitará que a través de un centro de monitoreo del tránsito de la ciudad, mediante la utilización de cámaras de video, podamos observar el desenvolvimiento vehicular; esto, a través de distintos programas, nos va a permitir mejorar la circulación".

Dijo luego que "también tenemos previsto colocar en las avenidas carteles de señalización variables, relacionados con la sincronización de la onda verde y en un sector de la Avda. Independencia -entre Necochea y 11 de Septiembre- donde en estos momentos hay una calzada disimétrica, implementar carriles reversibles, que, convenientemente señalizados, van a posibilitar un uso más eficiente de esa arteria".

Comentá la nota