Estrepitosa escalada del 40% en frutas y verduras

Un clásico de diciembre es el súbito aumento de precios en todos los sectores de consumo. Uno de los primeros indicadores se registró días atrás, cuando la carne vacuna experimentó una suba de más del 25 por ciento en el precio, debido al poco stock disponible para satisfacer a la demanda actual.

Pero este no es el único producto que se encareció: en la lista también entran otros, que con la llegada de las fiestas y el ingreso de sumas extras son más requeridos por el público. Es por ello que la Defensoría del Pueblo exhortó a los consumidores a privilegiar los precios bajos.

Alimentos, indumentaria, pasajes de larga distancia y lácteos son los productos que más modificaciones han sufrido. Tal es así que las quejas de los consumidores no tardaron en hacerse sentir. Un ama de casa, indignada, expresó a La Mañana que "así no hay sueldo que aguante" y adelantó que con el aguinaldo sólo se podrán pagar "deudas acumuladas".

Si bien días atrás se anunció un acuerdo con supermercadistas para establecer un listado con productos en oferta para estas fiestas, los comerciantes aprovecharon una vez la época navideña para retocar los listados de los precios.

Uno de los rubros que más modificaciones han sufrido en esta última época es el de las frutas y verduras, que subieron un 40%. El precio del kilo de tomates ha escalado a los seis pesos, y "seguirá aumentando", según el testimonio de comerciantes. Las frutas, por su parte, han alcanzado cifras exorbitantes, convirtiéndose en productos de lujo que los consumidores casi no pueden comprar. Respecto a estas subas, un consumidor aseguró que "cada vez se puede acceder a menos cosas. Tenemos que rebuscarnos en productos de cuarta y hacer malabarismos para poder comer dignamente, por lo menos en las fiestas".

Tratándose de una época festiva, las celebraciones y reuniones sociales están a la orden del día. Es por ello que las casas especializadas en indumentaria femenina y masculina han adaptado los precios, siempre en perjuicio del consumidor. Si bien se pueden conseguir ofertas y promociones con tarjetas de crédito, éstas son los menos, y las cifras por las cuales se puede conseguir ropa, zapatos y accesorios en la actualidad son privativas.

Comentá la nota