Estrategia para suspender la Convención radical

Los máximos referentes de la línea Celeste y del Movimiento Renovador convocaron, durante toda la tarde de ayer, a sus convencionales para firmar un acta en una escribanía por la que solicitan al presidente del partido, Eduardo Brizuela del Moral, la suspensión de la Convención radical. Hasta anoche ya se había reunido la cantidad de firmas necesarias para postergar el evento hasta mediados de enero.

Fuentes partidarias comentaron que el pedido de suspensión es porque el cierre del ejercicio del partido debe realizarse el 31 de diciembre y si la Convención se realiza el 29 no se completaría el ejercicio. Según esta versión, el pedido de prórroga es para completar la documentación contable y financiera del partido. Señalan los boinablancas que ante el clima de convulsión interna no conviene llegar sin los "papeles en orden" para evitar cualquier tipo de impugnación.

Lo extraño del caso es que se trata de una sesión ordinaria que todos los años se realiza en diciembre porque es una formalidad la rendición de cuentas del partido y la presentación de informes por parte de los radicales que tienen alguna representación legislativa. De esta manera la estrategia estaría orientada a evitar el escándalo y el debate por la supuesta "traición" del MIRA, que se alió con el peronismo para quedarse con la conducción de la Cámara baja.

Debate

Apenas conocida la salida política, el MIRA salió al cruce y reclamó el debate. El diputado Alfredo Gómez les pidió a celestes y renovadores que no tengan miedo. "¿Acaso no querían echarnos del partido?", preguntó y los desafió a dar un cronograma de internas.

También la Corriente Progresista Radical, presidida por el diputado José Sosa, llevará adelante una reunión plenaria el próximo lunes 28 de diciembre, a partir de las 20.30, en la Casa Radical que tiene el sector, sita en calle Rioja 186, para definir la postura que llevarán a la Convención. El sector también reclamó el debate interno y no acompañó la estrategia de la suspensión.

Comentá la nota