La estrategia del Gobierno en el Subte

La estrategia del Gobierno en el Subte
Se busca así que los "metrodelegados" suspendan la huelga de dos días prevista para la semana que viene. Esta concesión no sería suficiente. La Casa Rosada gana tiempo así para negociar el problema de la inscripción gremial.
El fracaso de los intentos por retomar el control del servicio de Subterráneos empujó al Gobierno a analizar vías alternas para apaciguar a los líderes gremiales del sector, que pretenden formar un sindicato propio separado de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Fuentes oficiales informaron que mientras se evalúa el planteo de fondo de los "metrodelegados" se avanzará en la opción de quitarles a los trabajadores de la actividad la retención salarial forzosa de 1% a favor del gremio que objetan. Con esta concesión, el Ministerio de Trabajo espera obtener una tregua por diez días para definir el reclamo de inscripción gremial del nuevo sindicato.

La "prenda de paz", como la definió un funcionario, consiste en eliminar para los empleados de las seis líneas del Subte y del Premetro un aporte solidario obligatorio que figura en el convenio colectivo firmado por la UTA con todas las empresas del sector transportista (colectivos y Metrovías) y que equivale al uno por ciento de la remuneración integral mensual del personal, incluso de los no afiliados. Esa retención es uno de los principales motivos de queja de los representantes de base del sector y uno de los argumentos expuestos para sostener su demanda por un gremio separado.

En la cartera laboral especulan con la posibilidad de que la concesión sea interpretada por los "metrodelegados" como un gesto de buena voluntad del Gobierno, suficiente para suspender la nueva huelga programada para la semana que viene, que según las previsiones será por 48 horas. El escenario imaginado por los funcionarios es la apertura de un período de paz social de al menos diez días para analizar sin presiones el reclamo de la inscripción de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (Agtsyp).

De hecho, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, le había anticipado al jefe de la UTA, Roberto Fernández, su posición favorable a anotar el nuevo sindicato, aunque la respuesta del sindicalista fue una amenaza de una escalada de conflictividad por parte de los gremios enrolados en la CGT, como informó este diario. En esa línea, la movilización pautada por la central obrera para el 20 de noviembre tendrá como una de sus banderas centrales la defensa del modelo sindical como rige en la actualidad.

La idea de avanzar en el quite de la retención forzosa maduró esta misma semana cuando fracasaron los intentos oficiales por mantener servicios mínimos en el subte durante el paro del martes. La consideración de servicio esencial por esa jornada y la apertura de una causa en la justicia federal fueron inútiles ante una huelga que tuvo adhesión total. Un primer sondeo de Crítica de la Argentina estableció que la concesión no bastará para frenar el conflicto en marcha.

El Aporte Solidario Obligatorio es un ítem que figura en los convenios colectivos de gran cantidad de sindicatos y que mereció impugnaciones judiciales en algunos casos, como el de la Asociación Bancaria por parte de los empleados de algunas entidades financieras. La retención está amparada por la legislación laboral, según la cual todos los trabajadores, incluso los que no están afiliados a su sindicato, son beneficiarios de los acuerdos salariales alcanzados por la entidad gremial que los representa. Lo que en el sector se suele denominar como un aporte por la "gestión de negociación salarial", para el sostén de la actividad sindical.

En cuanto al planteo de fondo de los ex delegados, en el Gobierno dijeron que los avances de la inscripción quedaron congelados por la seguidilla de paros.

El caso que está en la Justicia

El juez federal Julián Ercolini deberá resolver las medidas de prueba sobre la denuncia de la empresa Metrovías por la obstrucción de los rieles en el momento en que los concesionarios pretendían la circulación de formaciones a pesar de la medida de fuerza del gremio.

Metrovías entregó videos al magistrado

para que identifique a quienes se colocaron sobre los rieles para impedir que se cumpliera un servicio de emergencia durante la protesta del martes.

Comentá la nota