La estrategia de Binner

La estrategia de Binner
En febrero se trata el presupuesto en la Legislatura.
El gobernador santafesino aspira a terminar proyectos emblemáticos antes de finalizar la gestión. En la ciudad de Santa Fe se construirán dos hospitales, un centro de salud de alta complejidad, y también un complejo cultural.

En febrero la Legislatura tiene que tratar el veto de 12 artículos que dispuso el Ejecutivo provincial al presupuesto 2010, que se aprobó en la Legislatura. La estrategia del Frente Progresista es que el decreto de Hermes Binner, que bocha varios puntos incluidos por el peronismo, duerma en la Cámara de Diputados y, tras un plazo de 30 días, quede firme.

A pesar del nuevo revés que absorbió el gobierno con el rechazo a la reforma tributaria, que iba incluida en el presupuesto, la gestión del Frente Progresista ya tiene más despejado el escenario económico en el que deberá navegar en un año que estará atravesado por varias incógnitas a nivel macroeconómico.

Aunque la puja entre el PJ y el Frente Progresista todavía no llegó al final, del presupuesto actual se desprende por dónde pasará el gasto en obra pública que delineó el Ejecutivo y que resistió la nueva alianza entre reutemistas y kirchneristas.

El oficialismo encasilló sus argumentos en que el dinero que se obtendría de la reforma impositiva, alrededor de 1.200 millones de pesos, serían para mantener el nivel de actividad de la obra pública. El peronismo, en cambio, señaló que ese dinero iba a ir a parar al "festival del gasto" que -según dice- dilapida el Frente Progresista.

Con los vetos parciales al presupuesto, la gestión de Hermes Binner perdió la mitad de esos recursos, según afirman en el gobierno. Pero tendrá la posibilidad de endeudarse en 1.850 millones, ya que podrá utilizar los 250 millones que autorizó el PJ (con la condición de que sean para pagar sueldos) y los 1.600 restantes que se desprenden de la interpretación que hizo el gobierno tras vetar el artículo 85 del presupuesto.

El gobierno previó esa cifra de endeudamiento, pero en el artículo 85 del texto definitivo, el Senado autorizaba al gobierno a que "eliminase el uso del crédito" para ese fin. Ahora, el gobierno interpretó que no necesitará enviar nuevos mensajes a la Legislatura para solicitar financiamiento, porque en los cinco primeros artículos de presupuesto, el peronismo convalidó la posibilidad de que el Ejecutivo se endeude para sanear su déficit.Desde el Ministerio de Economía señalaron que la denominada ley de leyes sancionada por la Legislatura fijó el nivel de gastos para 2010 en 19.686 millones, con una estimación de recursos de 17.800 millones. "En consecuencia, se ha aceptado el endeudamiento de 1.600 millones contenido en el cuadro de inversión, ahorro y financiamiento como uso de crédito", analizaron.

Por eso el gobierno no cambió las obras pautadas dentro del presupuesto para 2010. Gran parte de esos proyectos serán financiados, según prevé el presupuesto 2010, con el dinero del Fondo Federal Solidario, que reparte entre las provincias el 30 por ciento de las retenciones a la soja.

De acuerdo a estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, gracias a las buenas lluvias, como consecuencia del efecto del Niño, la cosecha de soja puede llegar a sobrepasar los 50 millones de toneladas. Es posible que el Fondo Federal Solidario se incremente este año en un 30 o 40 por ciento. Por lo tanto el gobierno dispondrá de dinero más jugoso enviado por la Nación, ya que vetó el artículo que incluyó el PJ (que replanteaba el reparto en 50 y 50) y los municipios y comunas seguirán recibiendo el 30 por ciento, mientras que el estado provincial se quedará con el 70.

Dentro del ítem "programación financiera de proyectos de inversión" del Ministerio de Obras Públicas aparecen cinco obras del área de salud por un total de más de 128 millones. En la capital provincial se construirán tres edificios de salud para los cuales se destinarán más de 60 millones de pesos.

Más de 27, 7 millones se asignaron a la construcción del nuevo hospital Iturraspe -que tendrá una superficie de 20.363 metros cuadrados- cuyas obras se iniciaron el 8 de junio pasado.También figura el hospital Vera Candioti, una obra que tiene un costo total de 18 millones y para lo cual se destinaron en el presupuesto 6.041.718 pesos. Otro edificio del área sanitaria que se levantará en la ciudad de Santa Fe será el Centro de Especialidades Ambulatorias de Santa Fe (Cemafé).

El gobierno afectó 20.413.307 pesos para esa obra -el costo total es de 40.546.034 pesos y ya fue licitado- que está pensado para que resuelva las demandas de alta complejidad ambulatorias.

En el presupuesto sancionado en la Legislatura también se destinan la totalidad de los fondos para terminar dos hospitales nodales, los de Reconquista y Venado Tuerto. El primero, que tendrá una superficie de 18.582 metros cuadrados se inició el 8 de junio pasado y ahora se le asignó un monto de 30.303.213 pesos.

El gobierno también cubrió en el presupuesto el costo total para la construcción del hospital nodal de Venado Tuerto, al que destinaron 43,8 millones. Ese hospital tendrá una superficie de más de 16 mil metros cuadrados.

En Las Toscas se comenzó a construir el 27 de octubre un hospital para el cual el gobierno destinó más de 4,5 millones este año, la mitad del costo total.

Algo similar ocurrió con el de Las Parejas, ubicado en el sur provincial, donde el hospital -que ya está licitado y tendrá una superficie de 5.300 metros cuadrados- tiene asignado este año 5.034.500 pesos de un total de 10 millones.

De viejo molino a fábrica cultural

Más allá de los hospitales y centros de salud, una obra emblemática en el corazón de la ciudad de Santa Fe es el reciclado del viejo molino Franchino, donde funcionará una "fábrica cultural".

En el presupuesto 2010, esta obra que se inició en junio del 2009 y está previsto que se termine a mediados de 2011, tiene asignado fondos por 14.363.808 pesos.

Esta semana el gobernador Hermes Binner y el ministro de Obras Públicas, Hugo Storero, recorrieron la obra donde funcionarán cinco espacios denominados fábricas culturales -destinadas a distintas disciplinas, como los lenguajes, las artes urbanas, la educación y el diseño, entre otras cosas-. Ese predio que comenzó a ser reciclado está abandonado desde 1995, cuando cerró la harinera.

Comentá la nota