"Estoy tomando la decisión de no acompañar ninguna gestión de Santalla".

El pasado martes -luego de 24 hs. de toma del edificio municipal- y mediante las gestiones del diputado Ricardo Gorostiza, se logró que Raúl Castells depusiera su actitud de toma y huelga de hambre que mantenía desde la mañana del lunes, en reclamo de bolsones de alimentos, kits escolares y la tarifa social de energía.
Para ello el diputado gestionó 400 bolsones de alimentos ante el Ministerio de Desarrollo de la Provincia. Además consiguió que el Gerente de Edén en la región estuviera presente en la municipalidad y que allí se comprometiera a evaluar cada uno de los casos donde no se está aplicando la tarifa social.

EL NORTE dialogó con el diputado provincial Ricardo Gorostiza, quien comentó acerca de su participación en este conflicto. "Me enteré cuando escuché en un programa de radio al intendente de Ramallo donde manifestaba que Castells nuevamente había ingresado a la municipalidad, y que su intención era quedarse, tomar la municipalidad, porque pedía 400 bolsos de alimentos para carenciados de la localidad de Ramallo y también por los grandes aumentos tarifarios de la empresa Edén, porque algunas boletas que él mismo mostró tenían tarifas muy altas para familias muy humildes donde hay escaso consumo energético."

Contactos con el Ministerio

Según relató el Diputado, se puso en contacto con el ministro Daniel Arroyo de Desarrollo Social a quien mediante una nota le solicitó: "Que se ponga solidario con el distrito teniendo en cuenta que al edificio municipal van contribuyentes, se hacen trámites y no es el mejor lugar para hacer una toma de esta naturaleza. Sabemos cómo es Castells para ese tipo de situaciones, él tiene una agrupación de Jubilados y Desocupados que recibe alrededor de 60.000kg. de alimentos para distribuirlos en los diferentes distritos del país. Por otra parte, conocía la veracidad del tema de la energía que yo ya había manifestado, porque ocurre que la tarifa social se determina a través de una visita social que deberían hacer las asistentes sociales, cosa que hicieron a tiempo y Castells había dado un tiempo, y no a tono de amenaza sino de común acuerdo".

"Pero después me encuentro con el Negro Oro y el Intendente haciendo notas, saliendo por TN y creo que las cosas no fueron bien manejadas. Yo hablé tres o cuatro veces con Castells y le dije que estaba al tanto de esto, que estaba trabajando con Edén y que ya había conseguido los alimentos. Él pidió esperar al representante de Edén y fue así que el miércoles por la mañana pudimos destrabar el conflicto. Fue por eso que le pedí al concejal Pablo Wosniak que fuera el nexo porque ninguno de los funcionarios municipales se habían contactado más desde que se instalaron en los pasillos. Por su parte, las manifestaciones del Intendente fueron duras en el sentido de que no iba a negociar absolutamente nada, cosa que ya había hecho antes cuando entregó alimentos y hasta pagó un colectivo para que se movilizaran a Plaza de Mayo para un acto de organizaciones sociales" aseguró Gorostiza.

Ayuda

Consultado acerca de si estos bolsones de alimentos vendrán por única vez o se convertirán en una ayuda regular para familias con necesidades, el Diputado contestó: "Ramallo tiene un programa alimentario que es el SAF, programa hoy fortalecido por una tarjeta magnética que tiene entre 70 u 80 pesos y que si bien demoró un poco, llegó, y ahora el beneficiario puede comprar el alimento que quiera sacando el dinero desde el cajero automático. Lo que ocurre es que hay diferentes sectores en la comunidad de Ramallo que no están incorporados al sistema y que por diferentes razones como es la pérdida laboral, cosa que ocurre en el barrio La Laguna y el Barrio Las Ranas, a las familias les faltan alimentos para cocinar."

"Crisis de personalidad"

A lo que agregó: "Me dolió que cuando vino el señor Torti de la empresa Edén y las autoridades municipales pretendían que el concejal Pablo Wosniak no participara de la reunión, el concejal que además fue elegido por el pueblo, como lo fui yo y Santalla. Dos o tres alcahuetes no lo dejaron entrar, lo que me pareció una falta de respeto y mucha más falta de respeto es que no haya levantado un teléfono para agradecerme la gestión, solamente mandó a un emisario para decir por qué razón el diputado Gorostiza intervino en esto. Intervine como intervengo en las cuestiones que le preocupan a la comunidad y fundamentalmente porque queríamos descomprimir este conflicto y que se terminara, porque había contribuyentes y los mismos trabajadores municipales se sentían molestos porque no podían trabajar a puertas cerradas".

"Hace algunas semanas en el Museo Histórico de Ramallo entregábamos la bandera de Ramallo en un acto institucional organizado por mí al que fueron casi todos los funcionarios municipales y el Intendente, quiere decir que no puedo ser bueno en un acto y en otro malo. Lo que creo es que Ariel Santalla está pasando por una crisis de personalidad, la cual no alcanzo a detectar. Yo le manifesté a Ariel que quería acompañar su gestión desde la provincia como legislador y de hecho lo hice en tres obras importantes como son el Camino de la Costa, el Camino de Pérez Millán y la Planta depuradora de líquidos cloacales que fue puesta por mí dentro del presupuesto" dijo.

Alejamiento

Al cierre del contacto, el Diputado criticó fuertemente al Intendente y aseguró estar analizando si seguirá acompañando su gestión. "La política no puede ser el libro de pases, el intendente de Ramallo Ariel Santalla hasta hace tres meses era intendente K de la Concertación que se había incorporado junto a Kirchner a ese movimiento nacional que pretendió llevar adelante. Hoy la situación política ha cambiado, ya no es más K sino que es C porque está trabajando fuertemente con Cobos y eso también trajo algunas irritaciones del gobierno provincial porque dijo que el gobierno no se preocupaba, que Scioli no se había ocupado de este tema y está faltando a la verdad dado que ha sido recibido en forma permanente por todos los funcionarios de la provincia como lo es cualquier intendente elegido por el pueblo. Eso realmente no cayó bien ayer en la Jefatura de Gabinete y los vi enojados con esta situación y hasta creo que hablaron con él. En realidad me pone mal, no me entristece, sino que me fortalece cada vez más y creo que en estas horas estoy tomando la decisión personal de no acompañar ninguna gestión más del gobierno de Santalla".

Comentá la nota