"Estoy dispuesto a poner la cabeza"

"Estoy dispuesto a poner la cabeza"
Astrada asume hoy y el lunes debuta contra Independiente. "No le podía dar la espalda a River, los resultados tienen que ser inmediatos", dijo. Y se puso trabajar...
"River tiene un plantel joven, con chicos a los que hay que darles tiempo. Pero la realidad es que los resultados tienen que ser inmediatos. Por eso, aunque el momento sea delicado, yo estoy dispuesto a poner la cabeza".

Todavía le faltaban unas horas para que se encontrara con los vices Domingo Díaz y Julio Macchi, con Mario Israel, secretario del club, y con Rodolfo Cuiña, presidente del Consejo de fútbol. Sin embargo, Leonardo Astrada ya se sentía el técnico de River. Sabía, desde la noche del lunes, cuando escuchó la voz de José María Aguilar en su celular, que era el elegido para suceder a Néstor Gorosito y, principalmente, para intentar revivir a un River en el que promedio del descenso y derrotas son palabras corrientes.

Un desafío enorme. Incluso para él, que rápidamente cerró los números y hoy, desde las 16, dirigirá su primera práctica. "Sabía que en algún momento iba a tener la posibilidad volver. Y también que, pese a la situación actual, no le podía dar la espalda en este momento. Hay riesgos, sí. Pero le ponemos el pecho porque confiamos en que se puede salir adelante".

Indiscutido como jugador, en el podio de los que más vueltas olímpicas dieron, el Jefe es consciente de que para el presente de River tal vez su nombre no provoque gritos de histeria, pero tampoco rechazos. Algo que con las elecciones al caer fue decisivo para su decisión y que lo llevó a exigir solamente que el contrato no tuviera fecha de vencimiento a fin de año. Conclusión: el Negro firmó por los próximos 15 meses. "Es importante tener el consenso de los candidatos para encarar un proyecto serio. Porque si bien cada uno tiene un técnico en la cabeza, es fundamental que ahora estemos todos juntos para escaparle a esta realidad". Una realidad que para el entrenador que fue campeón en su primer torneo (Clausura 04) y alcanzó dos semifinales de la Libertadores (04 y 05), es incómoda. Y más cuando se habla de descenso. "No hago cuentas ni nunca las hice porque no estaba acostumbrado a mirar los promedios. Y ahora tampoco, porque estoy convencido de que las cosas pueden salir bien".

Ansioso por encontrarse cara a cara con los jugadores para "hablar con cada uno", Astrada recalcó la importancia de contar con jugadores de experiencia como Ortega, Almeyda y Gallardo: "Son importantes dentro de la estructura de River". También avisó que Fabbiani "es un buen jugador y seguramente aún está sufriendo el problema de la adaptación". Y después de negar problemas con Ahumada, a quien no tuvo en cuenta en su primera etapa en el club porque "en aquel momento estaban Mascherano y el Turco Husain", advirtió que "ahora todos empiezan de cero" y que no le preocupa en lo más mínimo que se compare a aquel equipo de los Rústicos con el team actual. "Son épocas distintas. Hoy tengo la capacidad y la fuerza necesaria para soportar este momento".

Al mal tiempo buena cara, se tomó con humor que justo le haya tocado debutar frente al Tolo Gallego ("debe estar preocupado, ja, ja") y mimó el paladar del hincha adelantando que "la idea es jugar con enganche". Y contó que tenía una propuesta para dirigir al próximo rival de la Selección. Pero al final, dirigirá a un equipo con camiseta similar. Ahora espera que remontar esta crisis no le cueste un Perú.

Comentá la nota