"Estos chicos no han matado a nadie"

La funcionaria habló por primera vez del caso de los alumnos de la Normal Sarmiento que protagonizaron un video de sexo oral.
-¿Usted comparte la medida que tomó la escuela de darles el pase a los chicos?

-Yo quiero ver el informe. Generalmente el pase a una institución se plantea a pedido de los padres o cuando la institución ha agotado los mecanismos para encaminar a los chicos y no está teniendo resultado, por problemas de relación dentro de la institución, entre los chicos, esto es un proceso que suele darse. Si este es el primer indicio de un problema de adaptación de estos chicos o viene de una larga historia.

-Si fuese el primer indicio ¿estaría equivocada esta decisión?

-Yo no quiero emitir opinión hasta no leer el informe de la directora. Los pases son una decisión absolutamente normal en determinado contexto y en otro contexto puede ser reprobable porque en una de esas fueron los papás los que pidieron eso por una cuestión de preservar a los chicos, otra cosa distinta es que la escuela diga que no los quiere ver más.

-Dar el pase sin otras acciones previas ¿lo considera sacarse el problema de encima?

-Sí, pero yo quiero ver el informe porque sino vamos a terminar como con la maestra del caño, que estuvimos dos meses hablando de eso y nadie tomó ningún... porque no daba para más. Ya se olvidó cuando ocurrió otra cosa que tapó a esa. Yo voy esperar el informe. A mí me preocupa lo que ha ocurrido, creo que estas cosas ningún adulto medianamente responsable puede aprobar semejante situación , se lo mire desde la saludos a la ética, me parece deplorable lo ocurrido pero voy a esperar el informe.

-De todas maneras, usted no piensa que hay una cuota cero de responsabilidad de la escuela...

-En ningún caso hay una cuota cero, pero repito, hay que ver qué dice la directora.

-¿Usted se enteró por el diario?

-Sí, en mi caso particular, sí.

-¿Y qué medidas tomó desde que se enteró?

-Es que yo creo que la escuela es quien debe tomar las medidas, así como también creo que la escuela debe informar de un hecho de tal gravedad sin que se lo pida el Ministerio. Como la escuela no ha hecho un informe, nosotros se lo hemos solicitado.

-¿Estuvo mal por parte de la directora negarlo al principio?

-Sobre el tratamiento que tuvo la escuela con la prensa no voy a emitir opinión porque de eso hay media biblioteca para cada lado yo no voy a entrar en un debate de lo que no he sido testigo.

-¿El Ministerio va a hacer un seguimiento de los dos casos para que no pierdan el ciclo lectivo?

-Sí, ver si realmente se han integrado a otra institución. Obviamente de ninguna manera podemos permitir que pierdan el ciclo lectivo.

-¿Incluso obligando a escuelas que los acepten?

-Lugares hay. Estos chicos no han matado a nadie ¡Habría tanta gente que merece sanciones tan fuertes!

-¿Es común que le lleguen a su despacho casos así?

-No, no. Lo que notamos es que, como en muchas otras cosas, los chicos han perdido los límites del respeto por su cuerpo, los límites entre lo privado y lo público, del cuidado de la salud. Están muy exacerbados.

-¿Y usted a qué se lo atribuye?

-A un montón de factores, creo que están bombardeados por mensajes muy erotizantes de toda naturaleza, esta tecnología que los vuelve un poco loquitos, un desenfado, una necesidad de mostrar que las reglas sociales no son para ellos, cierto descuido familiar, posiblemente la escuela muy atareada en otras cosas que no aborda estas cuestiones, no es un solo factor.

-¿Y cuál pesa más?

-Son seres humanos independientes, porque puede tener una actitud así porque su familia es disfuncional y otro chico que tiene una actitud así porque necesita autoafianzarse porque no se sienta aceptado en su grupo de pares.

Comentá la nota