Estofán justificó interinatos en dos secretarías de la Corte

El magistrado negó que el parentesco con jueces haya influido en los nombramientos. El titular del alto tribunal ratificó su compromiso de fijar sistemas de selección para el ingreso de personal a la Justicia. "Estamos evaluando los concursos".
"No tiene nada que ver con la familiaridad ni con los parentescos". La afirmación, que fue formulada ayer de manera enérgica, le corresponde el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, Antonio Estofán. El magistrado hizo la aclaración luego de tomarles juramento a la abogada María Gabriela Blanco de Torino y a la contadora pública nacional Carolina Ledesma Padilla de Goane, quienes se desempeñarán temporariamente como secretarias de Superintendencia y Administrativa del alto tribunal, respectivamente.

Estofán insistió en que se trata de ascensos interinos (Ver "Dos acordadas..."), porque era necesario cubrir tan importantes cargos. "No se los podía mantener acéfalos", aseveró. No obstante, reiteró que (tal como se había comprometido a mediados de octubre, tras ser elegido titular de la Corte) ambas vacantes serán cubiertas por concursos públicos, aunque no se ha fijado aún plazo para convocarlos.

El magistrado recalcó que están evaluando cuál será el procedimiento de selección. "No es fácil armar un concurso. Estamos averiguando en las otras Cortes provinciales y en la de la Nación. Como los diagramas son diferentes, es bastante complicado acomodarlos a nuestro organigrama", argumentó.

En todo momento, Estofán desvinculó las dos designaciones temporarias del hecho de que Ledesma Padilla esté casada con uno de los hijos del vocal decano de la Corte, René Mario Goane, y de que Blanco sea esposa del juez de Familia y Sucesiones de la III Nominación, Carlos Torino.

El presidente del alto tribunal de Justicia fue terminante. "Una era prosecretaria (de la Secretaría Administrativa) en propiedad. Naturalmente, ella es la que debía ocupar la Secretaría y, en los hechos, venía actuando a la cabeza de esa oficina. Y en el otro caso, se trata de una funcionaria con título (de abogada), lo cual es necesario para la Secretaría de Superintendencia y, además, se encontraba en la línea sucesoria. Por ende, no hay nadie que haya saltado (sic) a un cargo", esgrimió.

En constante estudio

El artículo 13, inciso 2 de la Ley Orgánica de Tribunales establece que corresponderá a la Corte: "implementar un procedimiento para la designación de los empleados que garantice la igualdad de oportunidades y la selección por idoneidad".

Precisamente, la semana pasada, las autoridades del Colegio de Abogados de la capital, encabezadas por Eudoro Aráoz, fueron a pedirle a Estofán -entre otras cosas- la plena efectividad de aquella disposición.

"Estamos evaluando los concursos. No sé si serán sólo de oposición o si serán combinados, de antecedentes y de oposición. Personalmente, a mí me gusta más la prueba de oposición, porque abre más las posibilidades", reconoció, otra vez, Estofán, pero nuevamente se excusó de fijar un término respecto a cuándo comenzarán a implementar, finalmente, un mecanismo de selección, como ordena la Ley Orgánica.

Comentá la nota