"Esto puede desembocar en una lucha armada"

Lo dijo el presidente boliviano Evo Morales
LA PAZ.- En una advertencia al gobierno de facto hondureño, el presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó ayer su temor a que la crisis política en Honduras tras el golpe de Estado de fines de junio tienda a agravarse y pueda desembocar en una lucha armada.

"Yo calculo que esto puede desembocar en una lucha armada y tengo mucho miedo", dijo Morales, un aliado del presidente venezolano, Hugo Chávez. Ambos respaldan al presidente hondureño depuesto, Manuel Zelaya, e impulsan la expansión del llamado "socialismo del siglo XXI" por la región.

"Si la derecha y los oligarcas hondureños quieren evitar cualquier levantamiento armado, o una guerrilla, no hay otra alternativa que la renuncia del golpista", agregó, en alusión al presidente de facto hondureño, Roberto Micheletti.

La declaración surge después de que el derrocado presidente hondureño Manuel Zelaya anunciara ayer que emprendía el regreso a su país tras el fracaso de negociaciones en Costa Rica con representantes del gobierno interino presidido por Micheletti, en las que intervino el presidente Oscar Arias como mediador.

El gobierno de facto instalado desde el golpe de Estado del 28 de junio dijo que lo esperaría a Zelaya con una orden de arresto.

Escuela militar regional

Por otro lado, Morales dijo que propondrá a sus colegas de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) la creación de una "escuela militar regional" con sede en Bolivia para contrarrestar la influencia militar de Estados Unidos.

El ALBA, una alianza de gobiernos izquierdistas creada por Chávez, está integrado por Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Cuba, Honduras (bajo Zelaya) y otros pequeños estados caribeños como Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda.

"La propuesta de mi gobierno será aprobar una escuela de defensa regional con nuestra propia doctrina", declaró Morales al referirse a la próxima cumbre del bloque que tendrá lugar en Bolivia.

La reunión fue fijada para el 25 de septiembre, pero Morales explicó que varios presidentes participarán de la asamblea anual de la ONU en Nueva York a fines de ese mes por lo cual la cumbre del ALBA fue diferida, sin fecha.

Morales habló en los últimos días de distanciarse de la influencia militar que Estados Unidos ejerció en la región desde la Escuela de las Américas que funcionó en Panamá hasta 1984.

Al mismo tiempo señaló al comando sur estadounidense de haber participado en el golpe de Honduras que derrocó a Zelaya.

"No es posible que en este milenio haya grupos militares que dependan del comando sur. Esta dependencia de las fuerzas armadas de América latina tiene que terminar", dijo hace una semana en La Paz, durante la celebración de una gesta libertaria a la que invitó a Chávez, al presidente de Ecuador, Rafael Correa, y al mandatario de Paraguay, Fernando Lugo.

Miles de policías, en huelga

* TEGUCIGALPA (DPA).- Miles de policías hondureños se declararon ayer en huelga para reclamar incremento salarial de que no se les otorga desde enero pasado. Por eso, los policías que patrullan diariamente las calles no salieron a sus labores diarias y se concentraron en los cuarteles de la ciudad.

Comentá la nota