Se estira la brecha entre la nafta súper y la Premium y se profundiza la migración de clientes

Se estira la brecha entre la nafta súper y la Premium y se profundiza la migración de clientes

Un estudio realizado por la Confederación de Expendedores afirma que la diferencia de precios entre ambas versiones creció un punto en 2018. Por esta razón y por el costo de la de mayor calidad, cayó fuerte el consumo de esta variedad

La diferencia de precios entre las versiones súper y premium pasó en un año (2018) del 15,40 por ciento al 16,50. De este modo no solo se estiró la brecha entre ambos productos, sino que además por esta razón y por su precio, cayó fuerte el consumo de esta última variedad. 

El dato, correspondiente a un informe sobre los principales indicadores del sector comercialización de combustibles elaborado por CECHA en base a registros oficiales, apunta además que en julio se estableció el mayor pico de los últimos años que llegó al 19,3 por ciento.

Por esta razón se originó una progresiva migración de la nafta premium a la súper, “marcando una nueva tendencia contraria a la evolución natural que se venía registrando en el consumo, que es el traspaso hacia combustibles de mayor calidad como consecuencia lógica de la renovación del parque automotor, con motores de tecnologías más limpias”, afirma el documento elaborado por la entidad

Vale recordar que las versiones de combustibles premium lideraron los incrementos en la demanda registrados durante 2017 y el primer trimestre del 2018 inclusive

El relevamiento pone de manifiesto además que la evolución del mercado de comercialización de combustibles en 2018 estuvo caracterizada por dos factores centrales: la política de desregulación o liberación de precios adoptada por el gobierno nacional a fines del año anterior, medida largamente esperada por el sector de los hidrocarburos, y la evolución de la economía hacia un escenario de recesión y crisis.

Ambos factores incidieron sobre la demanda, cuyo comportamiento a lo largo del año refleja el impacto que recibió el consumidor. “Si bien la decisión oficial de liberar precios se implementó a partir de octubre de 2017, los efectos de su aplicación comenzaron a sentirse en el mercado ya iniciado el 2018”, sostienen desde CECHA.

“En este escenario el comportamiento de la demanda estuvo marcado por el impacto de la suba de precios y el deterioro de la economía de bolsillo de los consumidores”, señala finalmente el documento.

Coment� la nota