Estiman que con un veto se perjudicó a 60.000 discapacitados en Salta

Cerca de 60 mil discapacitados seguirán sin poder cambiar su situación al momento de acceder a su cobertura integral ante el veto parcial dispuesto por el gobernador Juan Manuel Urtubey a la Ley de Discapacidad, aprobada por los legisladores en noviembre.
Así lo estimó Fanny Flores, una de las mamás que desde hace 19 años viene luchando por la atención total para las personas que tienen alguna discapacidad, dado que en la provincia tanto el Instituto Provincial de la Salud (IPS), como las direcciones de Discapacidad del Estado, no cubrían todas las necesidades de estos pacientes.

El IPS debió ser intimado por recursos de amparo para cubrir el 100% de las prestaciones de sus afiliados con alguna discapacidad, dado que actualmente cubre solo el 80%.

Con la nueva Ley se prevé que a los 90 días de ser promulgada, la obra social estaría obligada a cubrir el 100%. Mientras, las 60 mil personas con discapacidad y sin obra social, deberán seguir con la falta de cobertura en ciertas prestaciones básicas.

La Ley aprobada en la Legislatura establecía el otorgamiento de las prestaciones básicas según lo establecido en la Ley Nacional Nº 24.901.

Para el gobernador, esto implicaba mayores partidas presupuestarias no previstas en el presupuesto 2010, por lo cual vetó parcialmente la nueva normativa, proponiendo algunas modificaciones, en las cuales se supeditaría todo a convenios que se puedan firmar entre distintas entidades, pero con un nomenclador establecido en la provincia desde el IPS.

Mientras, se deja sin ningún efecto el artículo que establecía la cobertura económica a toda persona con discapacidad, como su grupo familiar, lo cual está definido en la Ley Nacional.

Flores contó que los pacientes con discapacidades complejas del Interior provincial son los que más problemas tienen.

Entre otras dificultades, indicó que existe un circuito de derivación limitado y deficiente, no se otorga la medicación en tiempo y forma, porque se debe hacer el retiro en la capital provincial.

No alcanza la medicación elemental para algunas personas con discapacidad por enfermedad renal y oncológica que necesitan dietas especiales, y material descartable permanente, siendo otro problema el hecho que no tienen transporte disponible desde su domicilio para cumplir con las intervenciones médicas necesarias.

"Lamento que el gobernador no haga realidad en la práctica las palabras de su discurso `por igualdad e inclusión`", dijo Flores al estimar que el mandatario se encuentra mal asesorado y quienes aconsejaron firmar este veto "esta vuelta la erraron, y mal".

La discusión por la nueva ley de Discapacidad llevó varias reuniones entre las mamás y los legisladores. Se había conseguido entre las partes un ajustado consenso que fue volcado en la letra de la normativa, y que se cayó tras el veto del gobernador.

Comentá la nota