Estiman pérdida del 30 por ciento en la próxima cosecha de aceituna

Según la Cámara Olivícola, las plantaciones más afectadas son las de Chilecito. No superarán las 100 mil toneladas

Las altas temperaturas que se registraron en los últimos días en la Provincia afectaron las plantaciones de olivo y con ella la cosecha planificada como excepcional para el 2010.

Debido a la incidencia de las heladas en los dos últimos años, los productores habían concentrado sus expectativas en la campaña 2009-2010 para alcanzar una cosecha récord que supere las 100 mil toneladas, pero la meta no se alcanzará.

Esta vez, la ola de calor que se extendió entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre en la zona Norte del país principalmente las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan y Tucumán, afectaron la producción.

Las altas temperaturas, de entre 41 y 46 grados, estuvieron acompañadas por vientos secos y una baja humedad relativa que osciló entre el 28 y el 30 por ciento.

El fenómeno afectó de manera particular a las variedades tardías que en ese momento se encontraban en plena floración y cuaje.

Según los registros de la Cámara Olivícola de La Rioja, la zona más afectada en la Provincia se encuentra en Chilecito, en las fincas ubicadas en la zona de Catinzaco y Vichigasta, pero también se registraron consecuencias de la inclemencia climática en la Capital y en Aimogasta.

Orlando Barros, gerente de la entidad, le dijo a NUEVA RIOJA que las plantaciones afectadas tiene que ver con la variedad implantada y en este sentido agregó que "la variedad manzanilla fue la más resistente a la situación, porque ya estaba cuajada y el fruto maduro".

En tanto comentó que "todas las variedades que estaban terminando la floración, se quemó el fruto recién cuajado que quedó como un grano de pimienta en la planta o en otros casos se secó la flor".

Variedades

En el balance de la Cámara la variedad picual, destinada a la producción de aceite, con mayor incidencia en la zona de Chilecito es la más afectada seguida por las plantaciones de manzanilla en el departamento Capital y Aimogasta.

Por ello se estima que los establecimiento del Oeste, donde está más difundida la variedad afectada verán resentida la actividad el próximo año.

Si bien el panorama es generalizado, hay fincas que están más afectadas que otras por lo que en algunos lugares las pérdidas se calculan en más de un 40 por ciento y en otras la estimación alcanza el 30.

De cualquier manera, la Cámara espera que la baja no supere el 30 por ciento a nivel general y aunque garantiza que "habrá aceitunas" en el 2010 porque la expectativa era muy alta, le preocupa la situación de algunos productores que fueron afectados por las heladas en años anteriores y ahora tienen que soportar este inconveniente.

Registros anteriores

En el 2008 la producción olivícola de La Rioja superó las 90 mil toneladas, en tanto que en el 2009, debido a las heladas que se planteó en el invierno anterior, la producción fue baja.

Ante este marco los productores había puesto todas sus expectativas en superar las 100 mil toneladas en el 2010, pero aparentemente esa meta no se alcanzará.

Comentá la nota