Estiman que llevará más de 30 días reparar el Paseo Dávila

El tránsito de vehículos continúa interrumpido. A los peatones se les recomienda prudencia para evitar accidentes. Agregarían más rocas para impedir que las olas se acerquen al muro.

"Los serios destrozos que el reciente temporal provocó en el Paseo Dávila obligarán a realizar un trabajo que estimamos nos va a llevar más de un mes y que representará para la administración comunal una importante erogación económica". Tal la consideración a manera de primer balance que hizo ayer el presidente del Ente de Obras y Servicios Urbanos de la Municipalidad (Enosur) Manuel regidor, quien ayer a la mañana recorrió nuevamente el paseo para continuar con la evaluación de los daños causados por el mar entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves.

Regidor volvió en la mañana al lugar luego de que el viernes personal del ente retiró gran cantidad de escombros que habían quedado sobre la vereda y la cinta asfáltica, secuelas de la violenta pleamar que impactó la costa marplatense con particular violencia en varios puntos y provocó destrozos.

Además del retiro de escombros y materiales que se habían acumulado en ese sector se recuperaron los solados de piedra y bloques de piedra para poder reutilizarlos en la reconstrucción, indicó el funcionario.

"Ahora queda una fase de evaluación porque se han registrado algunos descalces en el pavimento, en las banquinas y estamos decidiendo las obras que hay que hacer sobre la capa de rodamiento asfáltico", continuó.

Preventivamente se dispuso que continúe interrumpido el tránsito vehicular en la zona del paseo Dávila aún después de la remoción de piedras y trozos de mampostería y señaló que "debido a las inclemencias del tiempo hoy -por ayer- las cuadrillas no pudieron seguir trabajando".

En síntesis, Regidor apuntó que todavía están evaluando técnicamente los daños: "no sólo resultaron afectados alrededor de 50 metros de muro y de vereda, también hay socavones en el pavimento que tenemos que considerar para saber qué tipo de tarea se debe llevar a cabo", explicó.

Lo que sí ya se definió es que en las tareas de reacondicionamiento del paseo trabajarán personal de los entes de Obras y Servicios y de Vialidad municipales. Todavía no se terminó de precisar la magnitud de las reparaciones que son necesarias y por lo tanto tampoco se pudo estimar un presupuesto para esos trabajos. Pero será "una importante erogación económica", adelantó Regidor.

Condiciones de seguridad

Estimó luego que según lo que se puede apreciar a simple vista "la reparación nos va a llevar más de un mes de trabajo", ya que "el daño es muy fuerte". Explicó que el muro, "muy expuesto al oleaje, sufrió mucho ya que está asentado sobre la piedra sin ningún tipo de anclaje", un detalle técnico no menor y que "habrá que corregir", aseguró.

Junto con la Dirección Provincial de Hidráulica, que tiene competencia en los temas de defensa costera, la Municipalidad está contemplando el modo de encarar "una reparación integral" que brinde condiciones de seguridad al tránsito.

La preocupación es que cuando se habilite de nuevo la circulación tiene que haber certeza de que automóviles, ciclomotores y bicicletas podrán circular sin peligro ninguno. "No se descarta que, para atemperar la fuerza del oleaje, haya que tirar más piedra" en ese sector, señaló el responsable de Obras.

En cuanto a la presencia de público caminando por el lugar -algo que hacen naturalmente tanto los marplatenses, a diario, como ahora los turistas- sostuvo Regidor que "si bien no lo podemos impedir, a efectos de evitar desgracias personales, apelamos a la misma sensatez y prudencia que tiene que tener, por ejemplo, cuando cualquiera se desplaza por las rocas en otros sectores de la costa".

Comentá la nota