Estiman que 25 mil lámparas de bajo consumo han sido distribuidas.

A la fecha se cuentan en unas 25 mil las lámparas de bajo consumo canjeadas por igual número de focos incandescentes a vecinos de la ciudad, tarea que la comuna capitalina viene llevando adelante en el marco de la adhesión de Formosa al Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PRONREE).
Personal del municipio que en los últimos días estuvo completando la entrega en el barrio Independencia, se encarga de entregar a cada domicilio dos de estas lámparas de bajo consumo por los tradicionales focos incandescentes. Dado que únicamente se entregan a los propietarios de domicilios particulares, en caso de no hallarse presente en el momento de la visita, se deja en la casa un vale para que puedan ir a retirarlas personalmente en las oficinas de la Dirección de Atención al Vecino de la comuna, sita en el ex Ferrocarril, a partir del séptimo día de haberse emitido dicho documento.

El gobierno provincial suscribió meses atrás un convenio con la totalidad de los municipios y comisiones de fomento de la provincia, a través del cual se materializa la plena adhesión de Formosa al Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PRONREE).

Se canjean dos lámparas incandescentes por dos lámparas de bajo consumo, que aparte son de larga duración, tienen más de ocho mil horas de duración y con esto se espera en la provincia una economía del orden de los diez megavatios cuando el esquema de distribución esté finalizado.

Es decir que representa el consumo equivalente a la totalidad de Clorinda, en lo que es al consumo de Ibarreta y todo el extremo oeste provincial, es decir que es muy importante esta medida a la que adherido el gobierno de la provincia y por eso nos están acompañando funcionarios del Ministerio de Planificación Federal.

Toda la provincia de Formosa está incluida en este convenio, dado que se pretende cubrir el mayor número de usuarios residenciales, por lo cual se involucran a los municipios, que son quienes mejor conocen a su localidad y el Ente Regulador en carácter de fiscalizador. Se recordó asimismo que desde enero de 2011 entrará en vigencia la norma que prohibirá la fabricación y venta de las lámparas incandescentes, es decir que estar instalando estos focos de bajo consumo es algo que se dará de manera inexorable, aunque el hecho de que cada familia asuma el compromiso de utilizarlo, es algo fundamental para el éxito del programa de ahorro y de esa manera no resentir el servicio en la temporada de mayor consumo.

Comentá la nota