Estiman ingresos millonarios por el impuestazo a los pozos

El diputado Rubén Contreras (FVS) presentó la semana pasada en la Legislatura un proyecto por el cual pagarán impuestos los pozos petroleros inactivos. Esperan recaudar unos 20 millones de pesos mensuales para el Estado provincial.
El legislador Rubén Contreras presentó en la Cámara de Diputados de Santa Cruz un proyecto que adelantó el gobernador Peralta, en Caleta Olivia, afirmando que cada pozo petrolero inactivo pagará impuestos.

Sobre eso, dialogó a finales de la semana pasada con el programa "En una hora" y comentó que el mismo tiene como objetivo crear un marco normativo para el control ambiental de los pozos inactivos en todo lo que hace a la actividad hidrocarburífera.

"Hay pozos que están perforados desde la década del 40 y han pasado a la inactividad en la década del 60 y que no han sido abandonados totalmente, ya que para eso tienen que cumplir todas las reglamentaciones y hacer el cambio de cañerías para cerrarlo definitivamente", indicó.

También sostuvo que estos pozos no fueron denunciados, por lo que están inactivos y lo que se genera es que acumula presión y hay corrosión y deterioro en las cañerías, por lo que puede haber roturas.

Aseguró que hay 19 mil pozos, de los cuales 2.500 están abandonados. "Entre ocho mil o nueve mil están inactivos y son a esos pozos a los que se refiera esta ley, ya que el resto están en actividad", manifestó el Legislador.

Contreras indicó que, por este proyecto, "al Estado provincial ingresaría un valor aproximado de 20 millones de pesos por mes".

El proyecto

El proyecto de Ley ya ingresó la semana pasada a la Cámara de Diputados. "De los más de 19 mil pozos perforados en esta Cuenca, menos del 50 por ciento se encuentran en actividad. Aproximadamente 2.500 se encontrarían abandonados y cerca de 8 mil pozos están en inactividad", comentó el autor del proyecto a mediados de la semana pasada.

Para el Diputado, los pozos inactivos son los que "revisten mayor riesgo ambiental, más que los abandonados", cuya gravedad depende de la antigüedad, la integridad de las cañerías, la existencia o no de aislación de los acuíferos de interés.

TiempoSur tuvo acceso a la norma impulsada por Contreras que se fundamente en los trabajos que se vienen desarrollando en materia de control ambiental de la actividad hidrocarburífera, por parte de la Subsecretaría de Medio Ambiente.

En especial "el control de los pozos inyectores, sumideros y los pozos productores a convertir a inyectores", donde "se detectaron diversas anomalías asociadas tanto a la integridad de casing como a la falta de aislamiento para la protección de los acuíferos".

Allí se sostiene que el trabajo citado fue normado y establecido mediante Disposición 135 – SMA/07 y que solamente representa un 10 por ciento aproximadamente de la totalidad de pozos existentes en la cuenca del Golfo San Jorge.

"La idea general es crear un marco regulatorio integral para el control de los pozos inactivos, porque permitiría generar más ingresos fiscales a la provincia, aunque en realidad el objetivo principal es buscar la reactivación de los pozos que se pueda, lo que generaría más trabajo de equipos y más contratación de mano de obra, en esta época en que hay mucha gente petrolera en sus hogares; incluso si la operadora decide abandonar definitivamente el pozo esto implicaría otra inversión y más contratos", comentó Contreras.

Impuesto

El legislador expuso que la Subsecretaría de Medio Ambiente ya ha confeccionado una ecuación para el gravamen posible a las compañías, en el que figuraría elementos a tener en cuenta como "antigüedad del pozo, puesta fuera de servicio, aislación del acuífero con la cañería guía, y antecedentes de roturas y anomalías en las instalaciones".

El impuesto dejaría de existir cuando la concesionaria "proceda a poner en actividad el pozo, previo a la verificación de la integridad del mismo, o en el caso de proceder al abandono definitivo".

Uno de los artículos que figuran en el proyecto de Contreras reza que las compañías petroleras "informarán, mediante declaración jurada, la totalidad de los pozos inactivos existentes a la fecha".

Comentá la nota