Estiman que 80 constructoras adherirán al sistema para diferir los plazos de obra

La Cámara Tucumana de la Construcción admitió que el Estado no completó el pago de los certificados de agosto a varias empresas.
El inicio del nuevo año no mejoró las expectativas de los empresarios de la construcción. De hecho, el 2010 arrancó peor que como cerró 2009: la deuda del Estado con las firmas contratistas de obras públicas ya supera los $ 150 millones.

"La situación es peor, ya que a algunas empresas no se les completó el pago de agosto", sentenció el vicepresidente de la Cámara Tucumana de la Construcción, Rodolfo Alonso. Efectivamente, los últimos certificados de obra (documentos con los cuales se liquidan los trabajos concretados por cada empresa) que se cancelaron son los de agosto. Es decir, ya vencieron legalmente (a los 55 días de emitidos) los correspondientes a los meses de setiembre, octubre y noviembre; mientras que están próximos a caducar los firmados en diciembre.

Con ese cuadro de situación, la puesta en marcha de la Ley 8.246 cayó con un bálsamo para las constructoras. Mediante la norma, sancionada en diciembre y publicada la semana pasada en el Boletín Oficial, las empresas adjudicatarias de obras públicas podrán firmar un convenio con el Estado a los efectos de reformular las fechas de inicio, de plazos de ejecución de obra y de plan de trabajos, atento a la demora del Gobierno nacional en remitir los fondos comprometidos.

Esencialmente, el sistema permite diferir entre 45 días corridos y hasta un 25% del plazo original, como máximo, los tiempos que figuraban en el contrato inicial. Además, el Estado exime a las empresas de las penalidades por paralizaciones de obras o por incumplimientos en los tiempos de construcción previstos. No obstante, las contratistas que decidan rubricar los acuerdos de prórroga deben expresamente renunciar "a los reclamos administrativos y/o judiciales que, por cualquier concepto, les pudiera corresponder por incumplimientos de plazos o adecuaciones de proyectos acordados con anterioridad a la ley".

Según consideró Alonso, esa última disposición no será un impedimento para que haya una adhesión masiva. Por el contrario, pronosticó que la mayoría de las empresas adjudicatarias se acogerá al mecanismo. "Con la nueva ley se blanquea lo que, desde octubre, viene sucediendo en la realidad", reconoció.

El ingeniero adelantó que la cámara solicitará una audiencia formal con el gobernador, José Alperovich. "La preocupación en el sector empresario es importante, pero estamos esperanzados en que se cumpla lo que el gobernador nos dijo en diciembre, que esto se iba a normalizar. Esta semana gestionaré una reunión con él, aunque creemos que se concretará la semana próxima", precisó.

Pese al significativo retraso en los pagos, Alonso aclaró que ninguna obra se paralizó. "Los empresarios disminuyeron el ritmo de trabajo, pero no la paralizaron ningún proyecto", aseveró.

Sin obligación

Principalmente, el convenio que permite a las contratistas diferir los plazos de ejecución apunta a los proyectos viales y a los planes habitacionales.

El interventor del Instituto de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu), Gustavo Durán, estimó que las 80 empresas a las que su repartición adjudicó obras entrarán al sistema que avala la Ley 8.246. De hecho, el funcionario explicó que se trata de un trámite administrativo sencillo.

"Ya comenzaron a llegar algunas solicitudes que están en manos del área técnica. El trámite es muy simple, las empresas sólo deben enviar una nota. Y como esto se realizó en otras oportunidades, ya tenemos elaborado el modelo de convenio marco, por lo que sólo modificamos el número de ley", ejemplificó Durán.

El titular del Ipvdu insistió en que la ley no tiene carácter imperativo, por lo que las contratistas que lo consideren conveniente pueden adherir al mecanismo. "Hay que tener en claro que la ley no es obligatoria, por lo que habrá empresas que no se sumarán y otras que lo harán para todos sus trabajos, dado que también participan de otros programas de obras, no sólo de los referidos a viviendas", puntualizó.

Comentá la nota