Los estibadores levantaron el paro y reanudaron la actividad

Lo hicieron a la espera de que se destrabe el conflicto del SOMU que desde hace poco menos de dos meses impide el ingreso al puerto marplatense de los barcos portacontenedores.
Finalizado un paro de 36 horas que se cumplió desde el miércoles a medianoche, estibadores que se desempeñan en el Puerto de Mar del Plata y cuyas tareas se han visto afectadas por la medida adoptada por el SOMU -desde hace casi dos meses impide el ingreso de buques portacontenedores a la estación marítima local- resolvieron ayer -en asamblea-, levantar el paro y pasar a cuarto intermedio hasta el martes próximo.

Juan Carlos Ferreyra, secretario general del SUPA, dijo a este medio que "la determinación obedece al compromiso asumido por el intendente (Gustavo) Pulti y el SOMU para que se lleven a cabo negociaciones con la Cámara de Armadores que permitan destrabar la situación".

Tras destacar que "el acatamiento fue total" (no salió ningún barco) explicó que "de todos modos, por tratarse de mercadería perecedera, empleamos una modalidad que posibilitó descargar pescado fresco; adoptamos ese temperamento en virtud de que nuestro reclamo es por trabajo, por las cosas importantes que están pasando en Mar del Plata y porque, al menos por ahora, no queremos provocarle un daño a nadie".

Agregó "el titular del SOMU a nivel nacional, Omar Suárez, prometió que, en caso de haber negociaciones, para no perjudicar a los estibadores, prácticos y a todos los que en estos momentos se ven afectados por falta de trabajo, levantaría la medida de fuerza".

Ferreyra dijo luego que "en nuestro gremio los que están perjudicados por la falta de ingreso de los portacontenedores son alrededor de 150 afiliados; les estamos gestionando algún tipo de paliativo en el Ministerio de Trabajo de la Nación porque, aunque el lunes se supere el conflicto, va a pasar un tiempo hasta que ingrese el próximo barco".

Al fijar posición sobre el paro del SOMU, Ferreyra dijo que "soy solidario con el gremio ya que está reclamando por un convenio colectivo que se está aplicando en otros lugares del país; si bien fue ese el sindicato que encaró el reclamo, es un tema que también involucra a los estibadores, a los capitanes, al Siconara y también al SOIP; es necesario que la actividad tenga reglas que permitan determinar con claridad los derechos y obligaciones de las partes", expresó.

Perjuicios

Relacionado con la medida de fuerza del Sindicato Obrero Marítimos Unidos, Emilio Bustamante, representante de la firma operadora de las navieras Hamburg-Sud y Maruba y miembro de una UTE integrada por cooperativas de trabajo, lamentó que los barcos portacontenedores hayan dejado de ingresar a causa de un conflicto en el que, dijo "la estación marítima local no tiene nada que ver".

Tras comentar que "el SOMU advirtió a las navieras que si ingresaban al de Mar del Plata iban a tener problemas en otros puertos" dijo que "a raíz del no ingreso de una decena de barcos, la mercadería que se estaba exportando a través de nuestro Puerto está siendo llevada por tierra a Buenos Aires; esto, además de perjudicar el estado de la Autovía 2 por el exceso de peso de los contenedores, está poniendo en peligro algo que al Consorcio Portuario le costó mucho conseguir: que las navieras resolvieran operar con el Puerto de Mar del Plata".

Comentá la nota