Los estibadores, sin acuerdo.

El pedido de aumento salarial del 80% por jornada laboral pretendido por el sindicato de estibadores portuarios quedó nulo ante el ofrecimiento de un 12% realizado por las empresas armadoras y pesqueras, en la reunión mantenida el pasado miércoles en el Ministerio de Trabajo de Nación. Hoy a las 18 los estibadores locales realizarán una asamblea para evaluar si implementan medidas de fuerza para ratificar su reclamo.
el miércoles 14 de enero se llevó a cabo en el Ministerio de Trabajo de la Nación una reunión entre el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos del Atlántico Sur (SUPAS), representantes de empresas pesqueras y armadoras, empresarios y autoridades de la cartera laboral, en busca de una solución al pedido de un incremento salarial de 80% por jornada laboral de 6 horas, realizado por los estibadores.

Ante el ofrecimiento de un incremento de 12% por parte de las empresas, los estibadores decidieron no aceptar la propuesta y hoy a las 18 mantendrán una asamblea en la sede del sindicato en Ushuaia a los fines de analizar los pasos a seguir en su solicitud, no descartando la posibilidad de efectuar un paro de actividades.

Orlando Díaz, secretario general del (SUPAS), consideró que "llamentablemente estamos en la misma situación que antes de la reunión, ya que los empresarios aducen que debido a la crisis económica y financiera que se vive a nivel internacional, por el plazo de 5 ó 6 meses no contemplan efectuar un aumento salarial a los estibadores". "Debido a esta respuesta que nos dieron, hoy a las 18 vamos a realizar una asamblea en el sindicato para evaluar qué postura tomamos para el caso. Estamos en condiciones de adoptar una medida de fuerza, pero eso quedará a consideración de los trabajadores".

Por su parte, el empresario Jorge Lechman, presidente de la Cámara de Operadores Portuarios y Servicios Afines (COPSA), informó que "el gremio pretende un aumento del 80% por jornal de 6 horas. Las empresas ofrecimos un 12%. Merced a esta postura del sindicato no se pudo arribar a ningún acuerdo. Esta propuesta que realizaron las empresas estuvo condicionada a "que en 2008, a los estibadores se les dio un aumento del 82%".

El empresario sostuvo que "el sindicato tiene todas las facultades para decidir qué quiere hacer, las empresas hemos ofertado lo que realmente se puede dar, ya que el 80% que pretenden va en contra de la política nacional, no hay en Argentina un sindicato que haya logrado semejante aumento como consiguieron los estibadores. Los trabajadores tiene derecho a pedir lo que creen que es necesario, las empresas tenemos que ser coherentes y no nos podemos comprometer a un monto que no vamos a poder pagar".

Considerando la posibilidad de un paro por parte de los estibadores, acción que ya se dio en 2008 y que provocó un enfrentamiento con el gremio de camioneros, quienes responsabilizaron a los estibadores por una merma en su trabajo, Lechman opinó que "si se para la actividad en los pesqueros, se va a parar la actividad en todas las actividades portuarias. Las empresas vamos a tomar la misma medida que adoptamos la vez anterior que hicieron paro los estibadores, si no trabajamos nosotros no trabaja nadie".

Comentá la nota