Estela Carballo, especialista de clima del INTA, prevé que se agudizará la sequía

La licenciada Estela Carballo, técnica-investigadora del Instituto de Clima y Agua del INTA, aseguró que “no hay tendencia a que se modifique la falta de lluvia”, y confirmó un panorama comprometido para el agro.
Carballo fue entrevistada por Radio del Centro, FM 91.9, oportunidad en que indicó que en lo que queda de enero y febrero la tendencia es de escasas lluvias. Recién en marzo se normalizaría, pero aún con períodos de bajo registro de agua.

La profesional afirmó que “hemos tenido problemas climáticos muy graves. El otoño, que normalmente se convierte en la caja de ahorro de lluvias, donde se llenan los perfiles, y nos permite llegar a buen término con los cultivos de invierno, fue el más seco de los últimos 70 años. Consecuencia de ello el trigo tuvo pérdida de rindes importantísimos”.

“Luego avanzamos con los cultivos de verano, que también fueron sembrados con las lluvias justas de inicio de primavera, pero hacia el final de la primavera la lluvia volvió a cortarse”.

Recordó que en su momento se habló de “un enfriamiento en el Pacífico que iba a determinar un régimen de lluvias muy particular durante esta temporada, que eran las lluvias concentradas en cortos períodos de tiempo, durante el mes. Por lo tanto, el cultivo tenía que soportar largos períodos sin lluvias, hasta llegar a esa lluvia, que por no tener demasiada frecuencia, ni muchas posibilidades, el que no las recibía se iba a ver notablemente afectado”.

Dijo que la situación no fue igual en todos lados. “Hay lugares de Córdoba y San Luis donde llovió relativamente bien. En otros directamente donde no llovió. En el noreste de Buenos Aires, en todo 2008, tenemos acumulados 450 milímetros, en lugares que son de 1.000 milímetros promedio”,

Carballo explicó que a nivel nacional los panoramas son muy variados, pero en nuestra región “la preocupación es muy razonable. En la zona centro, donde está Chivilcoy, el panorama se complicó en los últimos meses, particularmente en diciembre”.

La profesional manifestó que no habrá cambios en enero: “Continuaremos con el mismo régimen de lluvias, es decir una posibilidad de lluvia mensual que crea gran incertidumbre, porque uno no sabe en qué momento del mes, y si podrán salvarse los cultivos, si es que pueden llegar a esas lluvias”.

Manifestó que las lluvias comenzarán a normalizarse en marzo. De todas maneras resaltó que “eso no significa que de acá a marzo no va a llover. Vamos a continuar con el mismo régimen de lluvias que traemos, que es muy incierto”.

Destacó que “si tuviéramos un episodio de lluvia en el momento de definición de rindes de los cultivos, uno podría tener la tranquilidad de que salva el cultivo hasta que llegue la próxima lluvia”.

“El problema es que a veces, entre lluvia y lluvia, tenemos días como los últimos de diciembre y primeros de enero con temperaturas máximas que llegaron a 35º y 20% de humedad. Es la peor condición para los cultivos. El problema es el deterioro que sufren los cultivos hasta llegar a la lluvia”.

Consultada sobre las posibilidades de lluvia en nuestra zona, dijo que desde ayer entra un frente, que abre probabilidades. “Después hay una probabilidad de lluvia, pero de montos muy bajos, para el jueves. Luego hay que esperar hasta la semana que viene”.

La licenciada Carballo afirmó que “lo que tenemos por delante, para atravesar enero, y sobre todo la primera parte de febrero, es un panorama en el que van a primar los días soleados y calurosos, sobre los días con lluvias”.

Comentá la nota