Este viernes podrían aprobar el proyecto para la escollera Norte

Este viernes podrían aprobar el proyecto para la escollera Norte
El bloque de Acción Marplatense impuso su mayoría y habilitó el expediente para tratarlo en el recinto. Con esta iniciativa la comuna asumirá el dominio del muelle. Se construirán allí una terminal de cruceros, un espacio recreativo y otro reservado para el traslado de bares de Alem involucrados en la nocturnidad.
El proyecto aceptando la transferencia de una sección de la escollera Norte al municipio, obtuvo ayer el dictamen favorable de la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante. De este modo quedó en condiciones de ser tratado y votado de manera definitiva en la sesión plenaria que se llevaría a cabo el viernes.

Este expediente, mediante el que se propone ratificar un convenio firmado en agosto de 2008 con el Ministerio de Defensa de la Nación, entre otras cosas despeja el camino para que la ciudad disponga de una terminal de cruceros.

El texto ya había sido aprobado esta semana por el bloque oficialista en la comisión de Legislación y ayer en Hacienda, Acción Marplatense volvió a aprovechar su mayoría para darle un nuevo despacho favorable.

Pero más allá de que el tema tenga varias aristas, tal como había sucedido el lunes en Legislación, la UCR logró que buena parte de la discusión se volviera a centrar en la intención de dedicar a un sector del muelle para radicar a más de 20 bares y pubs de la calle Alem.

El convenio en discusión fue firmado por la comuna junto a la provincia de Buenos Aires. En ese texto se establece que el Ministerio de Defensa de la Nación cederá por 30 años el uso de la escollera permitiendo la construcción de una terminal de cruceros, un paseo recreativo y un corredor comercial nocturno.

Este último punto es el que mayores discrepancias viene generando dentro del Concejo.

El bloque radical es el que mayores reparos planteó en relación a la radicación de los boliches sobre el muelle, haciéndose eco de la objeciones de algunos permisionarios del puerto, organismos como el Inidep, cámaras de las industrias pesquera y naval, entre otros.

A favor y en contra de los bares

Durante el debate de ayer la jefa de esa bancada, Vilma Baragiola, subrayó que la escollera "es la defensa norte del puerto de Mar del Plata" y sostuvo que permitir que se realicen allí "actividades que nada tienen que ver con la producción es mezclar el agua con el aceite".

Además consideró "un error creer que con mudar a 20 bares se resolverán los problemas de la nocturnidad" y aseguró que con el eventual traslado de los comercios, la actual gestión municipal "premiará, porque fueron elegidos a dedo, a quienes reiteradamente incumplen la ley".

Durante la discusión, la oposición trató de dejar en claro que apoya que la comuna asuma el uso del muelle y que se promueva la construcción de la terminal de cruceros y de un paseo recreativo.

Sin embargo los cuestionamientos respecto de la incorporación de los bares fueron constantes.

Otra radical, Leticia González, puso en duda la conveniencia de adoptar esta medida y reclamó que si se pretende trasladar a los locales se le dé intervención al Plan Estratégico para que analice qué lugar de la ciudad sería más apto para ello.

Frente a las críticas el concejal de Acción Marplatense Leandro Laserna acusó a la oposición de hacer una "evaluación sesgada" del proyecto y de "poner la pata encima de la solución para el problema de la nocturnidad en Alem y de la creación de una nueva industria turística para Mar del Plata". Además acusó a las gestiones radicales de "actuar con desidia" y de haber "generado" los graves problemas de nocturnidad que existen hoy en Alem y sus alrededores.

Debate por los giros

Por su parte el concejal Diego Garciarena (Frente Nacional y Popular Marplatense) también criticó el proyecto del gobierno y recordó que con "la excusa del desarrollo y el progreso de la ciudad el ex intendente Mario Russak construyó el complejo Punta Mogotes o la fuente de la Peatonal que se convirtieron en los monumentos a la corrupción de esa gestión".

Garciarena también planteó críticas frente al hecho de que el Ejecutivo "beneficie llevando a un lugar privilegiado de la ciudad a quienes siempre han incumplido con las normas" y cuestionó la transparencia del método de selección de los bares y pubs que serían trasladados. En ese sentido, dijo que aun cuando esté en pleno desacuerdo con la presencia de estos locales sobre la escollera, si el proyecto se concretara los permisos para acceder al lugar deberían surgir de una licitación.

Por su parte el concejal de Acción Marplatense Santiago Bonifiatti pidió "no minimizar el logro del intendente Gustavo Pulti" de haber conseguido "el uso y goce de la escollera Norte por 30 años" y aseguró que el oficialismo cree que es "perfectamente posible la coexistencia de diversas actividades" en ese lugar. "Tenemos un problema en la calle Alem y este gobierno plantea una propuesta para solucionarlo", subrayó.

Durante algunos tramos del debate el radicalismo trajo a colación las opiniones de diversos actores que participaron hace casi un año de una audiencia pública para analizar el proyecto y denunció que no fueron tenidas en cuenta por el Ejecutivo. "En aquella jornada de trabajo nadie se manifestó a favor de que los bares se trasladaran a la escollera, ni siquiera los vecinos de Alem", recordó González.

Además la UCR volvió ayer a hacer intentos por lograr que el expediente sea también girado a las comisiones de Obras y de Turismo para que pueda ser considerado allí y extender el debate.

Sin embargo esa estrategia, que podría repetirse en la sesión del viernes, no prosperó.

Hacia el final de la reunión se sumó a la discusión el concejal Carlos Katz, quien sostuvo que la propuesta de traslado de los bares no tiene status de proyecto sino que simplemente es "una idea" a la que calificó como "muy mala". Además advirtió que con la eventual mudanza, tal como está planteada, "lo único que se logrará será generar sobre el muelle un idéntico problema al que existe hoy en Alem" con congestión de comercios, tránsito y público.

Luz verde para el aumento de tasas

La Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante aprobó ayer los proyectos de las ordenanzas fiscal e impositiva que, entre otras cosas, proponen implementar durante este año un incremento del 19% y el 20% en la Tasa de Servicios Urbanos e incorporar un cargo del 10% a la Tasa de Seguridad e Higiene para financiar el Fondo de Promoción Turística. La iniciativa tuvo el apoyo del bloque de Acción Marplatense y fue votada de manera negativa por parte del radicalismo y el concejal Diego Garciarena, del Frente Nacional y Popular Marplatense. Con el despacho obtenido en Hacienda, los proyectos podrían ser incluidos en el orden del día de la sesión extraordinaria que el Concejo tiene previsto realizar este viernes. Entre otras medidas, también está previsto aplicar una suba del orden del 12% en diversos tributos menores, poner en vigencia el cobro del derecho de patente sobre las motocicletas con cilindradas superiores a los 200 centímetros cúbicos y crear una tasa por inspección de antenas de telefonía y televisión.

Comentá la nota