Este será otro verano difícil por la falta de inversiones en energía

En este verano, nuevamente, la infraestructura energética de la provincia se encuentra sobrecargada y trabajando al límite. La falta de inversiones en la distribución pone en jaque a los usuarios, que sufrirán cortes por fallas en los sistemas.
El aumento sostenido del consumo de energía y la falta de infraestructura que lo soporte marcarán el verano, otra vez, en Formosa, que podría sufrir más cortes de los habituales.

Los problemas de infraestructura de las líneas de transporte, responsabilidad de Transnea, y de las mismas redes provinciales, podrían provocar una profusión de cortes programados a los que se sumarían los no programados, por salida de servicio de transformadores sobreexigidos por los elevadísimos niveles de consumo, que se registran más que nada en días de extremo calor, como la mayoría que vendrán este verano y de los que ya tuvimos anticipos.

"Hay un parate marcado en la inversión, que no permite la prestación de un buen servicio que necesita fondos que deben ser invertidos con urgencia", señaló un vecino del barrio Simón Bolívar, que con el último gran apagón, perdió mucha mercadería de su pequeño kiosco.

Las dificultades para los usuarios se prolongarían y se irían agudizando en tanto las temperaturas sigan siendo elevadas. Además, hay una expansión en la cantidad de acondicionadores de aire trabajando y sobrecargando las líneas, que no dan abasto ante semejante demanda.

Salidas de línea

"Necesitamos reforzar el sistema completo. Mientras esto no sea posible, habrá que intensificar los trabajos de mantenimiento preventivo, lo que significará la salida de línea de los transformadores en forma periódica", aseguró una fuente de la prestataria, que no quiso dar su nombre.

Las consecuencias de esta situación ya se están sintiendo porque la falta de obras imprescindibles no se realizaron y prueba de ello son los cortes y variaciones de tensión que abundan en días de intenso calor, donde la demanda sobreexige a un sistema no preparado para esos picos de consumo.

La falta de inversiones en infraestructura en el ámbito energético ha dejado al sistema muy vulnerable en épocas de aumento del consumo como lo es cada verano.

Así las cosas, hoy el problema energético es complejo y la prestataria está respondiendo en lo que hace al mantenimiento, pero las grandes inversiones que se necesitan para asistir a los usuarios y crear las condiciones para la instalación de industrias, tienen que venir de otro financiamiento mucho más amplio y abarcativo de la problemática actual.

El interior

Asimismo, es increíble el silencio de muchos intendentes de distintas localidades que dependen del suministro que les brinda la prestataria y que también ocasiona diversos trastornos a los usuarios por la mala calidad del servicio. El problema presiona a los titulares de esos municipios ya que deberían pedir inmediatas soluciones que les permitan a sus comunidades inversiones productivas que dependen de este servicio esencial.

Lo cierto es que se demoran las soluciones a los problemas de los habitantes, aquellas que permitan un servicio más estable y de mayor calidad. Y respuestas concretas que den garantías para evitar cortes inesperados o variaciones bruscas de tensión en horarios diurnos o nocturnos.

Cabe recordar que en varias oportunidades, en las últimas semanas del 2008, voceros de la empresa prestataria del servicio aclararon que ciertas interrupciones del suministro se debieron a la salida de servicio de transformadores que alimentan una determinada zona, que sufrieron fallas a causa de la sobrecarga del consumo.

Comentá la nota