Este año será "históricamente malo" para el limón, según Lucci

La sobreoferta de fruta en Europa y la caída de la demanda afectan la producción tucumana. La exportación se reduce a entre un 30% y un 40% de los volúmenes enviados el año pasado. Expectativas por el reingreso en EEUU
A medida que avanza la campaña citrícola, se confirman los pronósticos que advertían que 2009 no iba a ser un buen año para el limón tucumano. Factores como la contracción de la economía en la Unión Europea (principal demandante de la fruta de nuestra provincia) y un marcado desacople entre los períodos de oferta de los cítricos de España y los de Argentina, configuran un cuadro desalentador para el negocio, que hace ingresar divisas en Tucumán del orden de los $?1.200 millones anuales.

Para colmo, los exportadores de limón siguen con gestiones para tratar de cobrar alrededor de $ 90 millones que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) le adeuda a la actividad por un freno estratégico en la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

"Venimos de un año muy bueno en el plano citrícola, pero ahora estamos recorriendo una temporada muy difícil", dijo a LA GACETA el citricultor Daniel Lucci, que hace poco asumió la presidencia del denominado Grupo Lucci, tras el fallecimiento de su padre, don Vicente Lucci. "Las riendas las compartimos con mi hermano (Pablo), y tenemos las tareas distribuidas", manifestó el empresario.

Daniel Lucci opina que habrá que capear 2009 y "esperar que 2010 nos dé la revancha".

Según datos del Senasa, el año pasado se exportaron 406.195 toneladas de limón en fresco por U$S 361 millones, un crecimiento del 13% en volumen y del 124% en divisas respecto de 2007. Además, en 2008 el sector exportó 8.098 toneladas de jugo de limón, con lo que generó un ingreso de U$S 8,1 millones. Se registró un aumento del 6% en volumen y del 98% en divisas respecto de 2007.

El año pasado, la campaña citrícola se inició con altos precios externos de la fruta fresca, que luego bajaron, al promediar el proceso exportador. La fuerte suba de los costos de producción, de entre un 30% y un 40% respecto de 2008, agudizó la mala etapa en el sector. En esta línea, el reciente acuerdo salarial en el sector, que llevará el salario mínimo de los obreros del limón a $ 1.650 hasta diciembre, sumó nuevos costos para la actividad.

Lucci sostuvo que en el mal momento de la citricultura "están coincidiendo dos cosas: la caída de la demanda por el contexto internacional, y la sobreoferta que tiene el mercado por España".

Dejó en claro que "de ninguna manera se exportará lo mismo que en 2008". Evaluó que hasta ahora "se está exportando entre el 30% y el 40% de los volúmenes del año pasado".

Comentó que la demanda de limones es muy exigua, y que la oferta está presionando el mercado. "Las expectativas son malas. Europa en general está demandando muy poco limón; recién está evacuando el limón español y recién comienza la demanda firme, pero menor que el año pasado, a la Argentina", indicó.

"La ventana comercial en Tucumán se verá reducida también porque Turquía va a irrumpir en el mercado en forma anticipada. El año será históricamente malo", sentenció Lucci.

La búsqueda de mercados

La citricultura tucumana apuesta a lograr reingresar con el limón en fresco en Estados Unidos en 2010. "Seguimos trabajando en la gestión de la reapertura del mercado norteamericano", dijo Lucci. "Sentimos que estamos cada vez más cerca, con los protocolos fitosanitarios publicados, en el período de observación, y probablemente consigamos acordar entre el Aphis (organismo sanitario norteamericano) y el Senasa los protocolos fitosanitarios, y tal vez operativamente 2010 sea el año de arranque", subrayó.

Comentá la nota