"Este Presupuesto Participativo es menos participativo que otra cosa"

Si bien en un comienzo hubo satisfacción ante la aplicación del Presupuesto Participativo en el Partido de General Pueyrredon, a dos meses de los anuncios oficiales, diversos fomentistas aseguraron este martes que “no hay nada de ‘participativo’ en todo esto”.
Según reflejaron en declaraciones a 0223.com.ar, los bajos montos asignados para cada sección, la falta de información, la incompatibilidad entre los barrios de un mismo grupo y el impedimento a la hora de elegir dónde destinar el dinero estipulado, son algunos de los factores que provocan el “descreimiento de la gente”.

El Presupuesto Participativo (PP), lanzado por el Intendente Pulti a comienzos de octubre pasado, se anunció que se realizaría a partir de la creación de 9 Distritos Barriales y 4 Subzonas, cuyos vecinos podrían trabajar en establecer las prioridades para invertir en cada sector.

Cabe señalar que en cada zona se definió un presupuesto particular para el año próximo, y el monto total que se le destinaría al PP sería de 5 millones de pesos.

En diálogo con 0223.com.ar, Juan Martín Muñoz, presidente del barrio Cerrito Sur, incluido en la Delegación Puerto, admitió que a él no le “interesa” la implementación del presupuesto Participativo. A justificar su apatía con el proyecto, el vecinalista explicó que se debe a que su distrito está conformado por 22 barrios “entre los cuales deberían repartirse $750 mil pesos, nada”.

“Los vecinos estamos descreídos, no tuvieron información suficiente, y tampoco participaron de las reuniones o iban 7 u 8 personas a las asambleas. Este presupuesto participativo es menos participativo que otra cosa”, agregó. En relación con los trabajos en los que invertirían el presupuesto asignado, Muñoz aseguró que no “tuvimos chance de elegir”: “Ellos traían una planilla con obras y nos preguntaban a cuál queríamos destinar la plata, pero para nosotros era importante hacer un hospital en la zona portuaria y la verdad es que con ese monto no podíamos hacer nada”.

“Entonces dejé de ir, si hace 20 años que estamos pidiendo por el asfalto y no lo tenemos, para qué vamos a pelearnos por $750 mil, si arreglar cada cuadra vale $ 100 mil”, indicó.

En tanto, desde la sociedad de fomento del barrio Santa Rita, su titular José Avilés, remarcó que “estamos de acuerdo con el Presupuesto Participativo, pero no en la forma en la que se aplica porque jamás nos dejaron participar en nada”. “La municipalidad ya tenía todo preparado y los montos establecidos, que son un mínimo del presupuesto general”, criticó y advirtió que esa situación “hace sentir mal a la gente porque vemos que se gasta mucho dinero en el paseo costanero, mientras que a las 9 zonas nos dan $ 5 millones; no hay un equilibrio”.

Asimismo, el dirigente –cuyo barrio fue contenido en el Distrito Sur Oeste- coincidió en que a las asambleas “no iba nadie” y en lo “pobre” que es el fondo estipulado para su sección: “Con los $ 750 mil que nos dan para 15 barrios sólo se pueden hacer pequeñas obras, tenemos que ser un poco solidarios, pero la verdad es que todos necesitamos algo”, señaló.

Y reflexionó: “Esta primera experiencia no es tan buena como aparentaba, aunque lo vemos como una opción a futuro pero bien aplicada como ocurre en otros lugares del país”.

Por su parte, Alejandro Fonfredda del barrio Colina Alegre –incluido en la Delegación de Batán-, expresó que “nuestra zona comprende 500 kilómetros cuadrados y nos asignaron $ 200 mil, mientras que a sectores del centro que tienen 20 cuadras por 20 cuadras les dieron $300 y hasta $400 mil”.

“Evidentemente esto está bien proyectado, porque se ve que lo hicieron poblacionalmente pero basado en datos viejos y todo este sector quedó con muy poco dinero. No me termina de convencer porque en mi barrio es imposible que me toque algo”, dijo por último.

Finalmente, Pedro González de la asociación vecinal de Santa Rosa de Lima, estimó que “es algo que hacen para frenar obras que se iban a hacer, porque a cada cosa que pedimos nos responden que esperemos al 2009”. “Puede que el Presupuesto Participativo esté bien, pero si se hacen las cosas. Mientras, se termina el año y nosotros no vemos nada”, analizó.

Comentá la nota