"En este país no podemos programar"

Así lo manifestó el dirigente sanjuanino, vicepresidente de la central que agrupa a las pequeñas empresas de comercio del país. Reconoce que hay acciones que se han hecho en pro de la promoción del consumo pero que no dieron los resultados que se esperaban.
El dirigente dialogó con Diario El Zonda sobre la realidad del mundo empresario y los problemas que tienen a la hora de relacionar ventas con consumo. Afirma que hay una caída superior al 17 por ciento en el consumo, lo que pone en peligro a muchas de las pequeñas empresas del país.

¿Hasta dónde los ritmos de la economía internacional y los desniveles de la Argentina han afectado el consumo nacional y provincial?

Se ve con mucha preocupación todo esto. CAME está trabajando en distintos flancos para poder llevar la situación de crisis de la Argentina de hace dos años. A partir de marzo de 2008 comenzó a decaer la venta luego de 33 meses de crecimiento consecutivo. De esa forma nos encontramos con la crisis del campo, los problemas de las crisis internas del país y la crisis financiera internacional, todo esto hace que para adelante sea muy duro. Si a eso le sumamos la falta total de créditos estamos muy complicados.

¿Tienen establecido cuál ha sido el porcentaje de caída en el último año?

En realidad en lo que va de 2009 la caída está en el orden del 17 ó 18 por ciento. Nosotros tomamos la interanual. Si tenemos que tomar los números reales con inflación estaríamos en el 40 por ciento. La estadística la tomamos en base a las unidades de venta.

Cuando estaban con índices de crecimiento pedían normativas para seguir adelante, ¿ahora piden normativas de subsistencia?

El martes de la semana pasada estuvimos en una reunión con la Presidenta en el día de la Industria y conversamos con los funcionarios de primera línea. Allí les planteamos la realidad del empresario local, combinamos y coordinamos algunas ideas. Hay sectores del Gobierno que aceptan los problemas del sector industria y del comercio fundamentalmente en las pymes. Estamos viendo que la Presidenta está anunciando una serie de medidas para pymes lo que nos alienta a esperar que este tipo de herramientas nos llegue.

El tema es que los incentivos al consumo fracasaron en el interior del país.

Creo que funcionaron pero en medida. Éstos funcionaron sólo para Buenos Aires porque las empresas producían un cupo e iban a la plaza y se consumían en Buenos Aires. El interior hasta que nos quejamos un poco hubo un poco más de cantidad. Al principio no nos llegaba nada. Esto son medidas de CAME, Federación Económica que estamos presentando de manera permanente.

En CAME tenemos fijado que tenemos que defender el mercado interno y ayudar al consumo. Esto significa que no haya baja de salarios, al contrario mantener el nivel y aumentarlos. Creo que son políticas que el Estado las tiene que tomar como es el incentivo a la pequeña y mediana empresa, que es el verdadero motor de la economía.

Pero ahí se debe tener en cuenta la importancia del compre local.

Creo que donde tiene que establecerse el Estado es en la base del crédito. No existe el crédito. Que es consecuencia de que fábricas también tienen problemas por lo que para poder comprar mercaderías prácticamente te exigen que pongas el dinero.

Otro drama es que el sistema financiero está muy líquido pero sólo apunta al consumo.

Pero el consumo a través de tarjetas y con intereses usurarios. Traigo a colación un día que íbamos a firmar un convenio y yo miraba las tasas que iban a cobrar y les decía esto es una barbaridad. Ellos me dijeron que no tenía que preocuparme por eso porque la gente se preocupa si puede pagar o no la cuota.

¿Este tipo de actitud lleva al sobreendeudamiento y la caída en el consumo?

Seguro. Llega un momento en que la espiral se cierra y tenemos las consecuencias que vivimos.

¿Se está cerrando esta espiral?

Por estos meses sí. Yo estoy hablando en términos generales. El otro día hubo una nota de la Presidenta donde se ha pedido la baja de intereses para el NEA y el NOA . Yo estuve en el NEA con CAME y hay provincias que están pasando un mal momento en el país. En San Juan reconocemos que estamos bien. En mi posición en Buenos Aires escucho a delegados de todo el país por lo que puedo decir que hay provincias que están mal, regular y bien. Dentro de todas las cosas San Juan está bien.

¿En la Argentina el porcentaje de utilización de la tarjeta de crédito se mantiene?

Sí y es del orden del 57 por ciento. Lo cierto es que si nosotros nos sentamos a mirar el mundo de manera inteligente hoy nos da un crecimiento en la utilización de la tarjeta. En esto se encuentra la bancarización. La gente no anda con dinero en el bolsillo y por lo tanto usa la tarjeta. Esto es una gran influencia en el uso. Pero notamos que en el caso nacional el consumidor prefiere al contado, porque está seguro y puede conseguir mejores precios.

¿CAME maneja algún porcentaje de endeudamiento promedio?

No porque es una información privada de los bancos. Lo que sí sabemos es el uso de la tarjeta, muchas veces sacamos como promedio la utilización en fechas pico. Ésta es información que conseguimos de ciertos bancos. Lo único que podemos llegar a obtener por informes del comerciante el nivel promedio de venta.

En este esquema complicado, ¿cómo se proyecta el empresario?

Es una gran pregunta, es algo que escuchamos de todos los sectores. Lamentablemente desde hace muchos años en este país no podemos programar. Estamos reclamando cifras reales del INDEC porque en base a eso un empresario programa. Tenemos altibajos y vaivenes que nos llevan a cambios de condiciones e inseguridad jurídica y laboral por lo que no se puede proyectar nada.

Si el empresario quiere hacer inversiones la situación le hace dudar de cómo obrar. Un empresario cuando hace una inversión pone en riesgo el futuro de la familia. Por ahí me dicen que de las crisis se hacen los buenos negocios. Sí, de las crisis se hacen buenos negocios, pero cuando vos tenés la plata en la mano y no somos todos los argentinos en todos los casos. El empresario duda en hacer inversiones por lo que estamos viviendo en este momento.

Comentá la nota