“En este momento está todo frenado”

El delegado regional de la CGT, Miguel Arena, sostuvo que “los trabajadores con sueldos menores a los 2.000 pesos deberían recibir no menos de un 30 por ciento de aumento”, con lo cual levantó la apuesta que hizo Hugo Moyano a nivel nacional, quien pidió un 18 por ciento contra el 10 que ofrecen los empresarios.
El secretario general de la CGT Regional Olavarría, Miguel Arena, trazó un panorama desalentador para los trabajadores olavarrienses al opinar que “en este momento está todo frenado, por las vacaciones, porque el mes de enero es atípico, pero en este momento está el freno puesto, no solamente el freno de pie sino el freno de mano”.

Arena rechazó cualquier imputación que se le pudiese hacer por este reclamo y lo defendió con los números: “para un trabajador que cobra 1.300 ó 1.500 pesos como los de la Seguridad, un 18 ó 20 por ciento como quiere Moyano significaría solamente algo más de 200 pesos, y eso no alcanza. Por eso creo que debe ser un treinta”.

En el mismo tenor opinó Miguel Santellán, quien dentro de la figura de “emergencia salarial” que tiró casi como una chicana para la gente de campo, quien reclamó una suba salarial de un 30 por ciento para las próximas paritarias.

“Como dirigente gremial o como ciudadano -afirmó- espero que esto se normalice y que sigamos por el camino de la paz, del pan y del trabajo. Pero también tenemos que pensar que todo es lindo, hay obras públicas y todo, pero quienes mueven la rueda del país son básicamente empresarios pero también obreros. Acá lo que no se dice, y andamos con evasivas, que sí, que no… es que los que mueven la rueda del país somos los mismos trabajadores de nuestro país, porque nosotros cuando recibíamos un sueldo, cuando hace un tiempo podíamos gastar y comprar, no la llevabamos a Cancún a la plata. La volcamos en la misma ciudad, en la misma Argentina, es decir que los argentinos la gastamos, hacemos obras, cambiamos el auto, arreglamos nuestras casas, pero el poder adquisitivo que hay hoy no ayuda para nada”.

“Aparte nos están matando a impuestazos. Cuando uno sale a decir esto empiezan con que ‘ahí salen los agoreros’. Y una cosa es ser agorero y otra es ser realista con lo que está pasando. La gente necesita poder adquisitivo porque los salarios estan muy caídos”, sentenció.

Para el dirigente gremial “todo está aumentando, son mentiras que no aumenta. ¿Vos cómo haces, por ejemplo uno que está en una obra social, con un trabajador que gana 1.300 pesos de básico y de ahí le tenés que sacar el descuento y le agregás algún puchito que gana en negro? 1.500 pesos. ¿Cómo puede vivir un trabajador? Cuando se nos viene altísima la luz, nos metieron el impuesto en las tasas, nos metieron el impuesto inmobiliario, lo único que no aumentaron son los sueldos”.

Arena estimó que más del 50 por ciento de los trabajadores en Olavarría ganan menos de 2.000 pesos y cuestionó que “nos mintieron dos años con el Indec, cuánto perdimos los trabajadores, cuánto perdimos de poder adquisitivo, si eso se hubiese venido llevando bien hoy no estaríamos ganando nosotros no estaríamos hoy en 1.500 pesos, estaríamos en 2.000 y pico pesos. Nosotros, los dirigentes gremiales, también somos culpables en su momento de no haber peleado los sueldos que teníamos que pelear”

Comentá la nota