Este miércoles y el jueves Los municipales realizarán un paro por 48 horas y se agrava la situación

Sigue el plan de lucha municipal; por ello, mañana y pasado, los trabajadores afiliados al Sindicato Municipal y a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizarán un nuevo paro de actividades. La medida de fuerza comenzó la semana pasada por 24 horas, al no recibir respuestas favorables a su reclamo.

Continuando con el plan de lucha encarada por los trabajadores municipales en reclamo de un aumento salarial, mañana y el jueves se llevará a cabo un paro de 48 horas.

Esta medida se resolvió la se-mana pasada en asamblea general, ya que luego de realizar la jornada sin actividad laboral durante 24 horas el martes pasado, no han recibido las respuestas esperadas por parte del Ejecutivo municipal.

El cese de actividades en primera instancia se llevará a cabo con permanencia en los lugares de trabajo. Sin embargo aún no queda descartada una movilización conjunta de los gremios (ATE y Sindicato Municipal) en una de estas jornadas o en ambas.

El reclamo

Los trabajadores siguen reclamando al igual que en manifestaciones anteriores, por una urgente recomposición salarial de haberes, el pase a planta permanente de contratados, la restitución del 3% de antigüedad, la recategorización, el cese de los despidos, entre otros puntos importantes que plantean los obreros, y que en la mayoría de los casos ya existen convenios firmados, tales como "una mejora salarial que se firmó el acta-acuerdo en el año 2008", según informaron desde el sector trabajador, y el cual aún no se ha cumplido.

Por otra parte, también reclaman mejoras de condiciones de seguridad e higiene en los distintos lugares de trabajo.

Denuncian que los trabajadores no cuentan con todos los elementos para desarrollar sus tareas, o sea para que los protejan.

Denunciaron también que no contaron con las medidas de higiene ni siquiera cuando estuvo el pico en la pandemia de gripe A, pues no contaron con guantes, ni mascarillas, ni alcohol en gel, principalmente para algunos que estaban expuestos a la atención al público.

Sin diálogo

Vale remarcar que estas medidas de fuerzas se intensifican por la falta de diálogo entre los representantes de los trabajadores y el Ejecutivo Municipal. Mientras tanto, esta falta de diálogo ya se está haciendo una característica esencial de esta gestión.

"Nadie llamó para nada, se ve que no les interesa, por eso vamos a poner más crudeza en la medida, porque no les interesa solucionar el conflicto", señaló a EL DEBATE el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Juan Carlos Zabala.

Asimismo comentó que "la gente está dispuesta a todo, nosotros estamos tratando de contenerlos, para que no se desborden y vayan a tomar el municipio o hacer locuras, porque están muy enojados con el intendente".

"En la última asamblea hubo más de 300 personas en el Corralón, que hasta a mi me sorprendió", aseguró.

Metodología

Durante el miércoles harán el paro en los lugares de trabajo, mientras que el jueves harán una asamblea en el corralón municipal donde decidirán las medidas a seguir ya que los trabajadores están muy enojados por esta situación, y más aún teniendo en cuenta que los funcionarios municipales recibieron un aumento salarial de más del 8%, lo cual molestó demasiado a los trabajadores; y por tal motivo es muy probable que se realice una manifestación.

De todas maneras aún no se sabe en qué lugar lo harán, pero lo más probable es que esta vez no sea dentro del mismo lugar de trabajo.

Comentá la nota