Este mes se iniciará la obra del barrio 41 viviendas

El conglomerado corresponde al Sindicato de los Empleados de Estaciones de Servicios, cuya inicio de obra lleva meses de retrazo debido a que una antena de telefonía móvil no pudo aún ser relocalizada. El IAPV autorizó a construir 34 viviendas para no demorar más el proyecto.
Durante esta semana ya comenzaron los trabajos de nivelación del terreno, que está ubicado en calle Hernández y Goldaracena donde los afiliados del Sindicato de Empleados de Estaciones de Servicio, construirán allí 41 viviendas.

Mañana a las 19 en el salón del Honorable Concejo Deliberante, el gerente de la Regional Sur del IAPV "Gualeguaychú", Carlos Aloy firmará el acta de inicio de obra con la Empresa Ernesto Hornus, cuyo plazo de ejecución será de 12 meses.

Al no haberse resuelto este inconveniente, la empresa solo podrá construir 34 viviendas en esta primera etapa de construcción, mientras se espera que la empresa Claro, relocalice la antena.

"Nosotros comenzamos con los trámites en 2007, cuando se compró el terreno de calle Hernández luego que los adherentes sacaran un crédito para la compra de su lote" expresó el secretario adjunto del Sindicato Julio Benedetti.

El dirigente gremial dijo que se van a construir 34 viviendas en esta primera etapa y luego una vez que se retire la antena, se edificarán las siete viviendas restantes para llegar a las 41 que es el proyecto original del barrio.

"Tenemos el compromiso del intendente que en 180 días la empresa deberá sacar esa antena del terreno, pero Bahillo nos dijo que en 60 días el problema estaría resuelto", dijo Benedetti.

No obstante, la empresa de telefonía móvil necesita instalar el equipamiento para el funcionamiento de la nueva torre que construyó en Paso del Tala y calle De las Tropas para poder comenzar a desmantelar la antena que tiene en el predio del barrio del Sindicato.

"El compromiso que hizo el intendente con Claro es que pongan en funcionamiento la antena del Paso del Tala para desmontar la que está en nuestro terreno y así poder construir las siete casas restantes que nos quedan".

Para el Sindicato de Empleados de Estaciones de Servicio, es el primer proyecto de construcción de un barrio para atender las necesidades habitacionales de sus afiliados y a su vez incorporar a otras familias no agremiadas al Sindicato, para no perder el cupo de las 41 viviendas.

"También incorporamos a empleados de la Farmacia Bancaria, nos quedaban viviendas disponibles e invitamos a trabajadores de otras actividades", dijo

Las viviendas contarán con dos habitaciones, baño, cocina comedor, lavadero y un extenso terreno para seguir ampliando la casa en el futuro.

Comentá la nota