Este año es hasta 127% más cara la calefacción eléctrica

Es por el último aumento de Epec. Comparado con el invierno de 2007, cuando nevó en la ciudad, la suba del precio del kilovatio/hora llega hasta 175%.
Si bien para este invierno se aleja la posibilidad de una nevada, y la temporada se distancia del gélido 2007 que vistió de blanco Córdoba y Buenos Aires, los que van a tiritar serán los bolsillos de los hogares que no están alcanzados por la red de gas natural y recurren en forma complementaria a los artefactos eléctricos para mitigar las bajas temperaturas.

Es que los ajustes tarifarios practicados por Epec durante el año pasado implican aumentos de entre 17,7 y 127,5 por ciento en el valor del kilovatio consumido, lo que afecta el costo para calefaccionarse con energía eléctrica. Comparado con dos años atrás, las subas van de 36,7 a 175 por ciento.

Los datos surgen de cotejar el cuadro tarifario vigente con los que se aplicaron en 2007 y 2008 entre junio y setiembre. En cada caso se tomó el valor, en pesos, del kilovatio/hora que se aplica para cada categoría residencial, oficinas, edificios y dependencias estatales, sin contar las tarifas sociales y las que se facturan a comercios, talleres y grandes consumos. Tampoco se computan los cargos fijos.

A calentarse. Claro está que la suba tarifaria incide sobre cualquier consumo hogareño, pero el foco está puesto en los aparatos que tienen un uso extraordinario y estacional durante esta época del año. Para establecer parámetros de gasto promedio se tomaron cuatro aparatos.

Estufa a cuarzo. En la categoría más baja, su uso durante una hora implica un costo de 0,135 peso, mientras que para la categoría residencial más alta, ese consumo implica un gasto de casi 50 centavos por hora.

Radiador eléctrico. La mayoría de los clientes residenciales de Epec consumen entre 400 y 1.000 kWh por mes. Para ese segmento, los aumentos por kilovatio consumido van de 18 a 90 por ciento en comparación con el invierno pasado. Por ejemplo, el uso de un radiador eléctrico durante una hora generará un gasto promedio de 30 centavos.

Turbo calefactor. Un aparato de 2.000 calorías que esté funcionando 60 minutos implicará para esos clientes un costo promedio de 74 centavos. Si estuviera prendido una hora por día, implicaría una facturación en la boleta bimestral de 44 pesos para los consumos mayores a 400 kilovatios.

Aire acondicionado. Para un equipo de 2.200 frigorías con opción calor que trabaje cuatro horas por día, el gasto promedio para igual categoría reflejará un costo en la factura de 70 pesos. Los valores reflejados son parámetros, ya que el gasto real depende del uso que realiza cada familia y de la categoría en la que está enmarcada.

Este último no es un tema menor, ya que en los hogares con consumos más bajos, el incremento tarifario ha sido menor. Por caso, aquellos hogares que el año pasado consumieron 500 kWh, pasarán de 97 pesos a 114 pesos (sin contar cargos fijos). En el caso de quienes gastan alrededor de 1.000 kWh, la boleta mostrará una "inflación" de 137 pesos.

Escalonado. En las categorías más bajas (hasta 120 kilovatios), los cargos fijos (mensual y transitorios para obras) son más bajos en comparación con el invierno pasado y sólo fue tocado el valor "puro" del kilovatio consumido.

Los principales cambios son para los hogares que insumen más de 120 kilovatios mensuales. En la franja 120 a 500 kWh, los cargos fijos son mayores y este año opera una escala tarifaria que fracciona la tarifa según 120 kWh consumidos, los siguientes 80 kWh y el excedente de 200 kWh.

El año pasado, esa metodología sólo se aplicaba para los consumos mayores a 500 kWh mensuales. Ahora, eso también ocurre para las franjas de 500- 700; 700-1.400 y más de 1.400 kWh.

Comentá la nota