"Este fallo contribuye a fortalecer la independencia de la Justicia"

Freidenberg mostró satisfacción por la sentencia que la repone en el cargo de camarista penal. La magistrada afirma que el proceso de remoción que le siguieron apuntaba a objetar cómo había adoptado una resolución.
Ayer se la veía a Alicia Freidenberg con la misma entereza con la que afrontó el largo peregrinar judicial, de casi cuatro años, que acaba de concluir con la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia que ordena su restitución en el cargo de vocal de la Cámara Penal (Sala VI). Sin embargo, frente a ciertas preguntas de LA GACETA, algo en su voz -o en los silencios que hacía- denotaba cuánto la ha afectado este proceso.

"El desgaste personal y familiar es irrecuperable. Pero, al margen de esto, el sacrificio no ha sido en vano y me satisfacen los apoyos personales e institucionales que recibí. Ahora, regreso a la Justicia, fortalecida y con el compromiso de siempre, para contribuir a la consolidación de las instituciones en Tucumán", aseguró, en compañía de su abogado, Julio Rougés, en cuyo estudio se hizo la entrevista.

- ¿Qué sintió cuando le comunicaron que la Corte había dispuesto su reposición en el cargo, pese a haber sido destituida en 2006?

- Lo recibí con mucho beneplácito personal. Y, además, como un triunfo de la forma republicana de gobierno. Esto y el establecimiento del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) constituyen una bocanada de aire fresco que fortalece las instituciones en Tucumán.

- ¿Pensó que, durante el juicio político que le siguieron, se la usó como excusa para satisfacer las presiones sociales que genera el problema de la inseguridad?

- Esto tuvo como origen la fuga de un interno (por Alberto Tolosa). Pero, en realidad, se tomó esto como un pretexto para objetar una decisión jurisdiccional, olvidando que, sin que me temblara el pulso, firmé la condena a prisión perpetua de ese recluso. Sin embargo, se me persiguió como si hubiera sido la autora del asesinato de la víctima (por el remisero Luis Cisterna).

En ese momento, Rougés agregó: "pese a que la sentencia del Tribunal de la Legislatura, en su fallo, manifiesta que el motivo de reproche no es la fuga, sino una errónea interpretación del artículo 166 de la Ley 24.660 (de Ejecución de la pena privativa de libertad), si no se hubiera producido la fuga no habría tenido lugar el juicio político. De hecho, en varias oportunidades otros jueces concedieron autorizaciones similares, en situaciones idénticas, sin que se les abriera un proceso de destitución".

- Cuando comenzó el juicio político, ¿sintió que su suerte estaba echada de antemano? ¿Se le pasó por la cabeza renunciar?

- No. No tengo experiencia en el mundo político, sino sólo en el del Derecho, donde no cabe imaginar una decisión de antemano. Y jamás se me pasó por la cabeza renunciar, porque hubiera significado claudicar a mis principios.

- ¿Por qué considera que la sentencia que la repone en el cargo fortalece la independencia judicial en la Provincia?

- Porque se reafirma el principio de que los jueces, en el momento de decidir, no deben estar sometidos a presiones de factores foráneos (o extraños a su función, acotó Rougés), sino que deben resolver a ciencia y conciencia, teniendo como eje el Derecho vigente. Por mandato constitucional, corresponde a la Justicia, en última instancia -y más cuando se trata de una Corte Suprema-, preservar las garantías que establece la propia Constitución. Y eso no es invadir la atribuciones de ningún otro poder, sino obligación del Poder Judicial.

Frases sueltas

FORTALEZA VERDADERA.- "Quienes pretendemos vivir en una sociedad mejor, debemos tener presente que un país no es fuerte por la fuerza de sus gobernantes, sino por la de sus instituciones" (Alicia Freidenberg).

EXPLICACION.- "No concedí al interno (por Alberto Tolosa) ninguna salida transitoria, como se decía, sino una autorización de traslado por cuatro horas (a la casa de un familiar) con custodia carcelaria" (Freidenberg).

CONVICCION.- "Las víctimas siempre me preocuparon. He bregado por la creación de un instituto de ayuda a las víctimas de delitos, similar al de Córdoba" (Freidenberg).

PRINCIPIO ESENCIAL.- "La garantía de la inamovilidad mientras dure su buena conducta, de la que gozan los jueces, supone la posibilidad de que emitan pronunciamientos que no coincidan con la opinión de otros órganos o, incluso, con la opinión pública o publicada (sic). Si no fuera así, se trataría de un independencia ficticia, condicionada al criterio de poderes ajenos a su laboral jurisdiccional" (Julio Rougés).

RESPALDO.- "El fallo de la Corte de la Nación (el que ordenó a la Corte tucumana que resolviera la acción de amparo planteado por la jueza) fijó la base a la cual debía adecuarse forzosamente la sentencia que finalmente se dictó" (Freidenberg).

Comentá la nota