Este 1 de enero comienza otro tiempo para la pesca industrial

Desde el primer día de 2010 rige el nuevo ordenamiento de la pesca argentina con el sistema de cuotificación. Al mismo tiempo comienza a tener vigencia la exigencia de trazabilidad de Europa para todos los pescados que ingresen a sus mercados.
Para la pesca industrial en el mundo, y en especial en la Argentina, este 1 de enero señala un gran cambio: es la fecha en la que comenzará a regir el sistema de cuotas como también el requisito de trazabilidad para continuar en el mercado de la Unión Europea o para ingresar en él; dos condiciones a las que deberán adaptarse, sí o sí, las empresas del sector.

El ingeniero Ernesto Godelman, de Cedepesca -ONG comprometida con la pesca sustentable-, es optimista porque cree que el sistema pesquero argentino podría responder satisfactoriamente a esos desafíos.

Cedepesca, desde hace cuatro años llamada Centro de Desarrollo y Pesca Sustentable, nació poco más de una década atrás para denunciar la dramática escasez de los recursos ictícolas como consecuencia de la excesiva explotación, y actualmente tiene proyección internacional, con filiales en distintos países de América Latina.

Desde que surgió, la organización habría de acompañar todos los procesos traumáticos de la actividad, especialmente aquel derivado del acuerdo con la Unión Europea, que determinó una incidencia de la flota de barcos congeladores sobre la extracción de la merluza en el Mar Argentino superior al 60 por ciento. Luego vendría aquel histórico "barcazo" de 1999, que por primera vez obligó a los congeladores a actuar al sur del paralelo 48, mediante la aplicación del decreto 189/99 que sigue vigente hoy.

Un cambio para mejor

Consultado sobre la situación actual de la actividad pesquera, comparándola con aquel tiempo de conflictividad, Godelman reconoce un cambio para mejor a lo largo de estos últimos diez años, si bien su observación sobre la actualidad del ordenamiento pesquero en la Argentina es sumamente crítico (ver columna de su autoría).

"Ahora ?dijo el especialista en diálogo con este diario? la cuota para los congeladores no supera el 20 o 22 por ciento tratándose de la merluza. Se da una cierta ecuación de equilibrio. Unos diez barcos congeladores se transformaron en fresqueros, y esto ha sido bueno para lo social porque dio más trabajo en tierra. La deuda que se mantiene se refiere a que la capacidad de pesca es la misma o superior a la del 1997, resultado de que hay barcos modernizados, o estirados, que mejoraron los motores. La flota de Rawson es un ejemplo: era de madera y ahora es de acero.

¿En términos de nacionalización o extranjerización de la flota pesquera en el Mar Argentino, ¿cuál es la realidad, actualmente?

¿En merluza y variado costero hoy predomina la flota argentina, que es la que opera en Mar del Plata. En langostino el predominio es de los españoles; en merluza de cola, Japón; en merluza negra, Noruega; y en calamar, los asiáticos, Corea, Taiwán.

¿Hay un tiempo nuevo en la pesca mundial? Lo pregunto pensando en este requisito europeo de la trazabilidad (conocer el origen y recorrido de cada producto que ingresa al mercado).

- Sí, existen nuevas políticas. Por ellas se impone la condición ahora de hacer una evaluación del impacto económico y social. La UE ha establecido un combate a al pesca ilegal, no declarada y no regulada. Y esto obliga a quienes le venden pescado a poner en orden sus circuitos de trazabilidad.

¿Y Argentina, entonces, cómo puede responder a esta exigencia?

- El sector pesquero argentino está en condiciones de atender estos requerimientos, que además nos ayudan a resolver nuestra transparencia interna. La verdad de Argentina es contraria a algunos supuestos negativos. En un reciente encuentro cumbre sobre pesca sostenible que tuvo lugar en Vigo se destacó que la Argentina se encuentra entre los ochos países que mejor cumplen con las nuevas condiciones.

La cuotificación

¿Cuál es la opinión que asume Cedepesca frente a la cuotificación?

- En principio se ve como muy positivo que haya una diferenciación entre el stock del sur y el del norte, antes había una cuota única. Se mantiene además la relación entre la flota pesquera y la congeladora y esto más la asignación de las cuotas sociales creemos que le da más estabilidad al sistema. Y las empresas ganan previsibilidad al darles cuotas de aquí a 15 años. Pero la estabilidad sería ilusoria si no se ajusta el manejo del recurso. Por esto, las empresas que están en una mejor posición deberían comprometerse aún más en que todo se ordene, que se consoliden los controles y que se termine con los casos de subdeclaraciones y negociados subalternos.

Por último, ¿cómo describe la proyección internacional de la ONG?

- Cedepesca coordina a nivel latinoamericano un foro de información sobre la pesca internacional, vinculándose con una red océanos-mundial, a la que se integran instituciones educativas, acuarios y otras asociaciones civiles y divulgativas. Además, desde hace dos años Cedepesca está asociada a una de las más grandes ONG del mundo, la Sutainable Fisheries Parnership (Alianza para Pesquerías Sostenibles), que tiene su sede central en Indonesia.

¿Qué suponen las Ecocertificaciones Pesqueras, a las que han aludido recientes gacetillas del centro?

- Puede decirse que son otro fenómeno de los últimos diez años en el escenario pesquero mundial. Son como las ISO para la pesca. Se trata de una expresiones más notables del movimiento "seafood sostenible". Una de estas ecoetiquetas en pesca comprenden más de 30 indicadores, aquellos que se deben tener para alcanzar esa certificación.

Hoy en día el 40 por ciento del salmón se comercializa avalado por estas certificaciones, en pescados blancos el porcentual es del 30 por ciento, un 18 $% en langosta. Y en términos globales, un 9 por ciento de todo lo que es pesca para consumo humano está bajo certificación. Argentina ya cuenta con pesquería certificada en vieira, una de las únicas dos pesquerías certificadas en América Latina, la otra es la de la langosta en México. Ahora desde Argentina se intenta certificar la merluza de cola y el subsecretario de Pesca, Yauhar, ya declaró varias veces que hay interés en avanzar en este proceso con la merluza.

Comentá la nota