"Este acuerdo no busca generar problemas con nuestros vecinos"

El ministro de Uribe dice que el propósito es defenderse de narcos y guerrillas.
"Sentarse en la silla de los acusados" no es una acción, entre otras así de duras, que pase en estos momentos por la mente del gobierno colombiano al acudir, a partir de hoy en Bariloche, a la cumbre de Unión de Naciones Sudamericanas.

La reunión fue convocada de manera extraordinaria por la presidenta Cristina Kirchner para abordar el acuerdo con los EE.UU. que le permite a ese país hacer uso de bases militares en Colombia. Bogotá, que niega que haya despliegue militar pese a los aviones de transporte militares y de rastreo también militares, ambos norteamericanos, pretende que la discusión aborde temas como la carrera armamentista y la injerencia del presidente venezolano Hugo Chávez en ese país. Reclama además que ello sea transmitido en vivo y directo por TV, según dijo a Clarín, en una entrevista exclusiva, el canciller colombiano Jaime Bermúdez poco antes de volar a Argentina.

¿Cómo garantizará Colombia a sus vecinos que el Ejército colombiano, con apoyo estadounidense, no hará 'política de hechos consumados', es decir, atacar fuera de las fronteras y luego pedir perdón?

El objetivo de este acuerdo no busca generar problemas con nuestros vecinos, sino defender a Colombia del narco y el terrorismo. El acuerdo prevé los principios e igualdad soberana, la integralidad territorial de los Estados y la no intervención .

¿De cuántas bases podrán hacer uso las tropas estadounidenses?

Siete bases, pero no de uso concurrente. No habrá tropas ni aviones de combate de EE.UU. La presencia será coordinada con nuestras autoridades. No se trata de aumentar la presencia estadounidense en Colombia. De hecho, ésta ha disminuido en los últimos años. Se trata de tener las herramientas tecnológicas y operativas más efectivas para combatir el narcotráfico y el terrorismo.

¿Cree que es Hugo Chávez, el presidente de Venezuela, quien desestabiliza la región con sus denuncias en contra del gobierno colombiano?

A mí como Canciller no me corresponde hacer juicios de valor. Dejémosles esa tarea a los analistas.

¿Hasta dónde está dispuesta a ir Colombia para impedir que ingresen a su territorio los planteos de Hugo Chávez?

Colombia emitió un comunicado rechazando esas pretensiones de expansionismo, que además, van en contra del principio de no intervención en asuntos internos de otros Estados. Ese principio lo aplicamos en Colombia ante cualquier otra nación. Nuestro Embajador en la OEA, Luis Alfonso Hoyos, ya llevó este tema ante el Consejo Permanente.

Frente al tema de la inmunidad para los soldados de EE.UU. que delincan en Colombia. ¿qué garantías hay de que ésas conductas no quedarán en la impunidad?

El acuerdo no prevé la presencia de tropas de ese país en Colombia. En cuanto a la inmunidad: primero, el acuerdo establece la posibilidad de solicitar a EE.UU.el levantamiento de la inmunidad a su personal; segundo, no va a haber cortes marciales de ese país en Colombia; tercero, podemos hacer seguimiento a eventuales investigaciones; cuarto, nuestras autoridades conocerán los resultados; quinto, en caso de que haya lugar a indemnización, EE.UU. la asumirán y sexto, no habrá inmunidad para los contratistas.

Si, como asegura su gobierno, la política de seguridad democrática ha sido un rotundo éxito, ¿para qué se necesitan militares estadounidenses en esas bases?

Nuestros avances en contra de los narcos y terroristas son significativos. Colombia es hoy un país distinto, más seguro. Aún hay una tarea importante por hacer. Todavía hay 80 mil hectáreas de coca y un número importante de terroristas de FARC y ELN. Si contamos con herramientas más eficaces para enfrentar el crimen, vamos a beneficiar a Colombia y a toda la región.

¿Está Colombia en capacidad de renunciar públicamente al concepto de extraterritorialidad?

Colombia no cree en la extraterritorialidad como principio o doctrina.

Comentá la nota