Los estatales de la Salud cortaron dos rutas y seguirán la otra semana.

Raquel Blas anunció a Radio de Cuyo que si para la semana que viene no hay una respuesta por parte del gobierno a sus exigencias salariales "pasaremos a protestar en las rutas por tiempo indeterminado, pese a que nadie quiere seguir teniendo un conflicto de estas características que no tiene ningún tipo de solución".
Más de 200 trabajadores de ATE Salud cortaron este miércoles a mediodía, la ruta 7 en la localidad de Potrerillos, exigiendo un aumento de emergencia de 500 pesos que el gobierno ya les avisó que no les otorgará. Al mismo tiempo, otro grupo de estatales también interrumpió el tránsito en la ruta 40 a la altura de la localidad de Zapata, en el Valle de Uco, a la entrada del departamento de Tunuyán.

La medida cesó cuando se hizo presente en la montaña el juez federal Walter Bentos para pedir que despejaran esa vía de jurisdicción nacional. Y al mismo tiempo, trascendió que llevó un mensaje del gobierno provincial acerca de que el gobierno provincial accedería a un aumento salarial.

Ambos cortes provocaron un sinnúmero de dificultades en ambas rutas que son muy transitadas dado que la ruta 7 es el camino internacional a Chile, y la 40, es la vía obligada hacia el sur provincial y del país. En Potrerillos se formó una cola de más de un kilómetro de los vehículos que no pudieron transitar.

La medida de fuerza, que había comenzado en la mañana de este miércoles con otra asamblea en medio de calle Alem, frente al hospital Central, que otra vez interrumpió el tránsito en la entrada a la ciudad, tuvo la respuesta del gobernador Celso Jaque quien, con firmeza, afirmó que "no dejaremos que los mendocinos se conviertan en rehenes" de los cortes. Adelantó en una entrevista con Canal 9 que se puede apreciar en este sitio, que no habrá aumentos de salarios y que no aumentará impuestos que deberían proveer el efectivo para los incrementos exigidos.

Por su parte, Raquel Blas, siguió hablando con los medios muy duramente: descreyó del mensaje del juez Bentos y amenazó que si para la semana que viene no hay una respuesta por parte del gobierno "pasaremos a protestar en las rutas por tiempo indeterminado, pese a que nadie quiere seguir teniendo un conflicto de estas características que no tiene ningún tipo de solución".

De acuerdo a la última asamblea, los empleados de los hospitales y centros de salud del Estado exigen un pago de urgencia de 500 pesos para todos los empleados del Estado, la implementación del 82% para los trabajadores que están accediendo a la jubilación y el pase a planta permanente de todos los contratados.

Comentá la nota