Estatales rechazaron la propuesta oficial y siguen en Casa de Gobierno

Cerca de 300 afiliados a ATE, de distintos hospitales de Mendoza, se apostaron en la sede del Ejecutivo y demoran el tránsito en calle Peltier. Mientras, en los hospitales celebraron asambleas.
Los empleados estatales nucleados en ATE se presentaron en Casa de Gobierno esta mañana y se reunieron con el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni. Pasado el mediodía recibieron una propuesta oficial que rechazaron de plano y aseguraron que no se moverán de allí hasta tener una respuesta clara a sus reclamos.

Entre tanto, un grupo cortó el tránsito en calle Peltier, que ahora está demorado por interrupciones intermitentes en el flujo vehicular.

Cerca de 300 estatales reclaman mejoras salariales y, liderados por la gremialista Raquel Blas, se movilizaron con murga, bombo y banderas, rodeando la sede del Ejecutivo.

"Acá no hay nada, no tenemos nada y no nos moveremos hasta que nos digan algo", lanzó la Blas.

El Gobierno acercó una propuesta de crear comisiones para analizar el pedido de ATE, pero el gremio arremetió: "Ésto no es un chiste, no nos iremos sin más precisiones y un cronograma para el blanqueo", dijo la representante del gremio, refiriéndose al pedido de cumplimiento de la paritaria del 29 de abril homologada por el gobierno.

"Si llegamos a cortar una ruta internacional es porque las cosas están bastante complicadas. Los ánimos afuera están un poco más caldeados", agregó Blas.

Mientras, la reunión que mantienen de las 10 aproximadamente pasó a un segundo cuarto intermedio. El ministro de Hacienda, el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, Pedro Masman, de Salud, intervienen en el conflicto.

En los hospitales los trabajadores celebraron asambleas en las primeras horas de la mañana.

En el hospital Lagomaggiore se suspendió la entrega de turnos y no hubo atención al inicio de la jornada mientras que en el Notti la actividad tampoco fue normal.

Desde el gremio aseguraron que desde las 12 aproximadamente la atención se normalizó en los nosocomios. Sin embargo, más trabajadores de la salud se suman a la protesta en Casa de Gobierno a medida transcurren los minutos.

Comentá la nota