Los estatales quieren que haya otra paritaria.

En ATE Junín adelantaron que habrá una reunión en los próximos días. Piden recomposición salarial y pase a planta permanente de trabajadores contratados.
Los gremios estatales bonaerenses se preparan para volver a las negociaciones con el Gobierno provincial y discutir el tema salarios.

En el transcurso de los próximos días harán una presentación formal ante el ministerio de Trabajo bonaerense para que reabra la negociación paritaria en busca de un aumento de sueldos que rija en el segundo semestre del año.

Desde ATE, Julio Lance, integrante de la comisión directiva de la Seccional Junín, manifestó que entre mañana y el jueves habría una reunión en la capital provincial, donde estarían representantes de ATE, UPCN y SOEME junto con los funcionarios de la cartera económica.

"Nuestro reclamo apunta a un aumento de salarios y pase a planta permanente de trabajadores precarizados, como los temporarios men-sualizados que trabajan en Educación, los becarios del hospital y los contratados en otros sectores del área pública.

ATE estará representada por Hugo Godoy, secretario general de ATE provincia, acompañado por Carlos Lea-vi, secretario gremial", dijo.

Por su parte, consultada Susana Bogey, de SUTEBA, manifestó que aún no tenía novedades sobre una próxima reunión con el Gobierno.

Al Gobernador

Pero, en definitiva, los sindicalistas buscan que el gobernador Daniel Scioli reabra la negociación paritaria en busca de un aumento de sueldos que rija en el segundo semestre del año.

La embestida sindical procura reproducir los escenarios de los últimos dos años, en los que el Gobierno bonaerense cedió ante la presión sindical y, luego de disponer una mejora en marzo, efectuó una corrección salarial entre septiembre y noviembre.

Los planteos de varios gremios no sorprenden al Gobierno provincial: allí ya saben que los sindicatos docentes y estatales concretarán una serie de movidas en un intento por reabrir la paritaria tras las vacaciones de invierno.

En ese marco, los gremios eluden por ahora precisiones sobre la magnitud del reclamo, limitándose a plantear la "necesidad" de negociar otro aumento además del otorgado en marzo, que redondeó un 8,9% en promedio.

La movida sindical será motorizada por los gremios nucleados en Fegepba, por un lado, mientras que ATE también se prepara para insistir en un planteo que sostiene que la negociación paritaria que se inició en marzo "nunca se cerró".

Dos cuestiones surgen como pilares del reclamo: que el aumento otorgado por la Nación a su personal hace algunos meses fue del 15% frente al 8,9% de la Provincia; y que en el sector privado se están acordando mejoras que sobrepasan "holgadamente" ese 8,9% que para los empleados estatales bonaerenses rige desde el 1 de marzo.

En la Provincia se repite que no hay fondos para afrontar una mejora salarial adicional y se sostiene que, anualizada, la mejora otorgada en marzo a los estatales será similar e incluso superior a la dispuesta por la Nación para sus agentes.

El único aspecto que el Gobierno provincial estaría dispuesto a discutir sería la continuidad del blanqueo de Urpes, y su transformación en bonificaciones remunerativas. La idea es intentar llegar a fin de año con ese proceso en todos los ministerios.

Desde ATE, en tanto, no se descarta hacer un nuevo planteo formal sobre a paritaria, aunque recordaron que "nosotros cuestionamos el cierre de la discusión" dispuesta por el Gobierno provincial.

Y anotan que el tema salarial, el pase a planta permanente de numerosos empleados y el blanqueo de Urpes siguen estando al tope de los reclamos. En la última semana de este mes, el consejo directivo provincial de la entidad se reunirá para definir de qué manera continúan los reclamos.

Así comienza a configurarse un agosto donde los tironeos salariales podrían copar otra vez la escena.

Comentá la nota