Estatales. Otra vez los gremios vuelven a la calle

Con la tensión que se generó en la última manifestación, cuando fueron detenidos media docena de trabajadores municipales, los sindicatos disidentes de la política salarial del gobierno volverán a marchar sobre la Casa de Gobierno y la Legislatura. Rechazan el incremento que llevó el sueldo de bolsillo a 1.420 pesos y piden un piso de 2.000. También los médicos estatales van por mas.
Los gremios disidentes que resisten la política salarial del gobierno y rechazan el aumento dispuesto para llevar al mínimo de bolsillo a 1.420 pesos, volverán a marchar este martes sobre Casa de Gobierno para hacer sentir su disconformidad.

Durante la semana pasada, la movilización concretada el jueves se nutrió mayormente de empleados del municipio capitalino y terminó con seis manifestantes detenidos cuando se enfrentaron con policías frente al anexo legislativo, donde se rompieron vidrios del nuevo edificio situado por calle Copiapó.

Es que la tensión sindical ha ido en aumento, especialmente luego de conocerse que el incremento salarial dispuesto por el gobierno está muy lejos de lo pretendido por los gremios estatales que reclaman un sueldo de bolsillo de 2.000 pesos y un básico de 1.000.

Así los municipales de Capital, los trabajadores de la obra social y del Sindicato de Trabajadores Públicos (Sitrapp) volverán a marchar por la zona céntrica después de las 9 de la mañana, comenzando una semana que, si logra adhesión de manifestantes, puede complicar el enrarecido clima político sindical reinante.

Médicos estatales también piden un aumento salarial

La Asociación de Profesionales de la Salud se reunirá nuevamente con el ministro de Salud, Gustavo Grasselli, este martes. En la oportunidad expondrán la necesidad de un aumento salarial para los profesionales del sector. "Lo que planteamos y lo que queremos es un aumento de acuerdo a la canasta familiar de 3600 pesos", dijo a Radio Provincia el titular de la entidad médica gremial, Rolando Agüero.

Comentá la nota