Estatales. Al menos por ahora, el gobierno no prevé dar aumentos

Se lo dijeron a Riojavirtual distintas fuentes del Ejecutivo consultadas, luego que el gobernador Beder Herrera deslizó que, para abril próximo, comenzarían negociaciones con los sindicatos que reclaman un incremento del 50 por ciento. "La compleja situación financiera nacional, por rebote de la crisis, no aconseja arriesgar un mayor gasto salarial, al menos durante el primer semestre", advirtieron las fuentes preguntadas. Mientras, ATP anuncia este jueves el inicio de medidas de fuerza desde el lunes.
El gobierno provincial no estaría en condiciones de otorgar un incremento salarial al sector público durante el primer semestre del año, aunque finalmente decida iniciar algún tipo de negociación con los gremios estatales que piden un aumento del 50 por ciento sobre el sueldo de bolsillo.

Aunque oficialmente ningún funcionario por debajo del gobernador Luis Beder Herrera ha hecho referencia pública sobre el tema, lo cierto es que el Ejecutivo deja trascender que podría aceptar el comienzo de una discusión o de una negociación, pero a partir de abril y con previsiones lejanas.

"La compleja situación financiera nacional, por rebote de la crisis, no aconseja arriesgar un mayor gasto salarial, al menos durante el primer semestre", advirtieron las fuentes preguntadas.

Una de ellas, le dijo a Riojavirtual que, actualmente, el Estado paga entre sueldos, quincenitas, contratos, becas, subsidios y otros sistemas, unos 100 millones de pesos para unas 70 mil personas en relación de dependencia en "blanco" o en "negro".

"Cualquier incremento hay que multiplicarlo por 30 o 40 mil sueldos y eso eleva casi geométricamente el gasto salarial", explican desde el gobierno. Y advierten que "la impredecible situación de la economía mundial y nacional no permite arriesgar un incremento en los gastos.

Mientras tanto, los sindicatos estatales de mayor presencia entre los trabajadores de la Administración Pública comienzan a definir un plan de lucha para reclamar una recomposición salarial que lleve el sueldo mínimo de bolsillo a 1.500 pesos, entre otras cuestiones.

La Asociación de Trabajadores Provinciales (ATP), decidirá este jueves la modalidad de un plan de lucha que comenzará el lunes próximo y que se iniciaría con quites de colaboración.

"El gobierno no ha respondido a nuestro reclamo de aumento salarial, que es una cuestión muy prioritaria", sostuvo el titular de ATP, Francisco Euliarte, en declaraciones a Radio Independiente.

El gremio había emplazado al Ejecutivo para que convoque a negociar, pero no tuvo eco y Euliarte le pidió este miércoles que "diga que quiere hacer con el salario de los trabajadores públicos".

Por su parte, antes de fin de mes el Sitrapp también dispondrá un plan de acción que aplicará en abril. Rechaza el plan de recategorizaciones y advierte que "no vamos a permitir que la crisis la paguen los trabajadores", sostuvo el titular del gremio, Carlos Laciar.

El caso del Sitrapp podría abarcar a otros gremios, porque pertenece a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) que incluye además aquí a docentes universitarios, un sector de los municipales, los judiciales y la AMP de Rogelio De Leonardi.

Comentá la nota