Los estatales están en alerta

Ayer, los representantes de la Fegeppba se reunieron con el gobernador Daniel Scioli, que volvió a rechazar una suba salarial en 2009. Además, reclamaron la participación del sector gremial en el IOMA y el IPS.
Los gremios de estatales de la Provincia ratificaron el estado de "alerta y sesión permanente" luego de la reunión que mantuvieron ayer con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli. Representantes de la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia (Fegeppba) le reclamaron al mandatario provincial aumento salarial para el sector, entre otros reclamos. Sin embargo, Scioli volvió a negar subas para este año y dejó abierta la posibilidad para incrementos salariales en 2010.

Según afirmó la Fegeppba, a través de un comunicado, Scioli "se comprometió a resolver algunos conflictos sectoriales que aún están vigentes". Con ese objetivo, "el ministro de Trabajó (Oscar Cuartango) coordinará una agenda de reclamos pendientes, como la participación de este sector gremial en el IOMA y el Instituto de Previsión Social", informó la federación compuesta por diez sindicatos que reúnen a 80 mil afiliados.

"La reunión no fue satisfactoria, porque (Scioli) no nos dio la posibilidad de aumento para este año", definió a Hoy la secretaria general adjunta del Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (Soeme), Susana Laburu (foto), miembro de la Fegeppba.

La dirigente sindical informó que, tras el encuentro con el gobernador, la federación que nuclea a los estatales se mantendrá en "estado de alerta y sesión permanente". Además, los gremialistas acordaron una nueva reunión con Scioli para los primeros días de la semana próxima.

"Salimos disconformes con la respuesta del gobernador sobre la política salarial para los empleados públicos", coincidió el secretario general de Fegeppba, Fotios Cunturis. "Por ese motivo le reiteramos el pedido de apertura de las paritarias para el sector público y el efectivo cumplimiento de acuerdos sectoriales que el Poder Ejecutivo provincial todavía no ha cumplido", destacó.

Cunturis encabezó la delegación de dirigentes de Fegeppba junto a Laburu, el secretario general de la CGT regional, Julio Castro (titular del Sindicato de Obras Sanitarias de la Provincia). Además, acompañaron, entre otros dirigentes, Jorge Baldovino (AERI), Pedro Fernández (APOC), Jorge Massucco (Salud Pública), Eduardo Giantomasi (Gráficos) y Omar Alegre (Mensuales del Hipódromo).

Luego del encuentro, Julio Castro señaló que Fegeppba exigió al gobernador la presencia de este sector en los directorios del IOMA y el IPS "porque estos organismos tienen que estar manejados por los trabajadores", recalcó.

Los dirigentes le recordaron al gobernador que los gremios de Fegeppba representan a la mayoría de los estatales en cada organismo del Estado donde tienen representación. Asimismo, le expresaron su disconformidad por la demora en conceder una audiencia a los dirigentes de este nucleamiento gremial. Por ese motivo, Scioli se comprometió a trabajar con una "agenda abierta" y continuar con este tipo de reuniones para atender las distintas demandas de este sector.

El viernes pasado, en el congreso ordinario de la federación, la Fegeppba le dio un ultimátum al gobernador para que reciba a sus representantes, en caso contrario, comenzarán un plan de lucha y movilización. En esa oportunidad, además, a través de una declaración se instó "a los legisladores provinciales y nacionales a trabajar para lograr cambios en la coparticipación que mejoren los recursos de la Provincia", recordó Cunturis.

Otros reclamos de los trabajadores

En la reunión de ayer con el gobernador, los dirigentes de la Fegeppba aprovecharon la oportunidad para expresarle a Scioli la situación del Hipódromo local y, en consonancia con los trabajadores del sector, le solicitaron un proyecto definitivo y coherente en el manejo del turf que contemple entre otros puntos la autarquía del Hipódromo de La Plata.

Por su parte, tanto los dirigentes de Gráficos como de ARBA informaron a Scioli sobre el manejo arbritrario que algunos funcionarios intermedios tienen para con los trabajadores en la agencia recaudadora y en la dirección de Impresiones Oficiales.

Comentá la nota