Estatales, empleados de la sanidad, docentes, profesionales de salud paran en reclamo de la totalidad de sus haberes

Luego de frustrada reunión del viernes pasado que protagonizara la propia mandataria, Fabiana Ríos ante los representantes gremiales de ATE, SUTEF y SAT los reclamos crecen y se irán endureciendo con el correr de los días, debido a la decisión de la administración arista que solo depositó la suma de dos mil pesos de los salarios con la promesa de completar el resto el viernes 19 de agosto.
El escenario no es nada favorable a la desgastada gestión arista que hoy encontrará nuevamente paralizada no solo a la administración pública, sino que el malestar se reflejará tanto en establecimientos educativos como en hospitales; cabe destacar que también se realizarán asambleas permanentes y retención de tareas en el poder Legislativo, (ver nota aparte).

Las fuerzas gremiales ya anunciaron una importante concentración hoy a las 11 frente a la sede de la administración central, espacio donde se espera que los secretarios gremiales de los distintos gremios se expresen y de manera conjunta decidan los cominos a seguir.

Hay que recordar que el gobierno, argumentó la baja en la cuota de los salarios, a la demora en el adelanto de coparticipación que requirieron ante la Nación, montos que esperan arribe a las arcas provinciales en los próximos días.

La gravedad de la situación es tal que la gobernadora solo pudo anticipar que recién en el 2010 se podría pagar los salarios en una sola vez, luego de mas de años de esta particular modalidad.

La sombra de los descuentos que vienen sufriendo los trabajadores tanto por participar en asambleas como en medidas de acción directa, introduce una cuota de temor entre los empleados, según se pudo escuchar en la asamblea que realizaron el viernes en casa de gobierno.

De todos modos, prevén endurecer las medidas en reclamo de sus derechos y en ese sentido esperan contar con un alto numero de acatamiento al paro y a la retención de tareas en las diferentes áreas de la administración pública.

Comentá la nota