Estatales cuestionan las ayudas de $ 300

Sutep señaló que el Gobierno deba atender la situación de sus empleados.
El Sindicato Unido de Trabajadores del Estado Provincial (Sutep) expresó su desagrado por los últimos acuerdos salariales que se concretaron entre el Gobierno y el ya desmantelado Frente de Gremios Estatales (FGE), cuya dirigencia se escindió y conformó la Unión de Gremios Estatales (UGE).

A través de una nota firmada por una veintena de trabajadores, el delegado gremial de Delfín Gallo, Edmundo Cardozo, señaló que los aumentos de $ 200 y $ 300 que se consiguieron en los últimos tiempos son sumas irrisorias y que no representan un cambio serio en la penosa situación que los empleados públicos.

Discursos de lado

En el documento, Cardozo pidió que autoridades, y especialmente el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, dejen de lado los discursos “en los que, reiteradamente, hacen depender los posibles aumentos de la voluntad de la Nación”. También apuntó contra el FGE. “Si la dirigencia gremial no está a la altura de las circunstancias, deberían renunciar y dejar de hacernos daño”, sostuvo.

Comentá la nota