Estatales. Se le complica al gobierno el frente sindical

ATP emplazó al gobierno para que responda al reclamo de aumento salarial y un plan de recategorizaciones. Si para el lunes 16 no hay respuestas oficiales, el sindicato comenzará un plan de lucha con medidas aún no definidas.
"Hay un alto grado de desesperación del trabajador porque la plata no le alcanza para comer ya", dijo el titular del gremio, Francisco Euliarte.

Y denunció que el gobierno está contratando mas personal. Por su parte el SITRAPP decidió esperar hasta abril para tomar medidas.

La Asociación de Trabajadores Provinciales (ATP) es el primer sindicato estatal cuya paciencia tiene límites. El 16 de marzo. Si para esa fecha el gobierno no se hizo eco del reclamo de un aumento salarial y de un plan de recategorizaciones, el gremio dispondrá el inicio de un plan de lucha con medidas de fuerza cuya modalidad aún no definió.

"Hay un alto grado de desesperación del trabajador porque la plata no le alcanza para comer ya y no ha mandado a los chicos a la escuela por no tener la indumentaria", dijo el titular del gremio, Francisco Euliarte, en declaraciones a Radio Independiente.

Y denunció que el gobierno está contratando mas personal con sueldos de 1.800 pesos. "Eso genera un gran malestar en la gente, que se nota cuando se recorren las oficinas públicas", sostuvo.

Por eso, el gremialista le pidió a los trabajadores estatales que "se comprometan y respondan a las medidas que se dispongan porque es la manera de protestar sobre las denuncias que manifiestan".

Concretamente ATP pide un aumento del 50 por ciento para el sueldo mínimo de bolsillo, para que se incremente de 1.000 a 1.500 pesos. También reclama un plan de recategorizaciones y el pago de los 200 pesos "extras" que pagó a fin de año el gobierno nacional y no liquidó la provincia.

"Esto es una cuestión de todos y pedimos ser firmes en las medidas para lograr la recomposición salarial y la recategorización", enfatizó Euliarte, al advertir que "la paciencia tiene límites porque se habla de que hay crisis y los mismos compañeros advierten que hay contratos de 1.800 pesos para arriba".

El gremialista consideró que, por esa razón, las medidas que se tomen tendrá alto acatamiento porque "es una verguenza lo que están haciendo con el empleado público".

El Sitrapp, también

El Sindicato de Trabajadores Públicos Provinciales (Sitrapp) que conduce Carlos Laciar, también emplazó al gobierno para que decida sobre los reclamos de aumentos salariales, pero puso al mes de abril como fecha límite.

De todas formas, el sindicato realizará un plenario de delegados el próximo 23 de marzo. Laciar volvió a rechazar el plan de recategorizaciones que prevé el gobierno, al poner como ejemplo que "un ascenso de la categoría 8 a la 18, que implican diez categorías, en plata son 50 pesos. Esa es la realidad", enfatizó.

"Recién las diferencias importantes se ven en las categorías 21 a 24 y por eso estamos haciendo asambleas en distintas reparticiones en el interior para explicarle a los trabajadores la situación y ver cuales son las intenciones de hacer alguna protesta para que el gobierno reconozca al empleado público en materia salarial", concluyó.

Comentá la nota